En su primera semana en el cargo, el nuevo gobierno izquierdista de Pedro Castillo en Perú no ha perdido tiempo en extender la mano de amistad a China, su principal socio comercial y mayor comprador de su producto exportación estrella, el cobre.

En días recientes ejecutivos de grandes minas chinas y el embajador de China en Perú, Liang Yu, se han reunido con miembros del gabinete de ministros de Castillo, en las que además de minería se habló de fortalecer el actual pacto de libre comercio entre ambos países, según fuentes del Gobierno.

La llegada de Castillo al poder, que en su campaña electoral anunció mayores impuestos mineros y que revisará contratos de estabilidad tributaria suscritos con grandes transnacionales, ha asustado a inversionistas que temen medidas radicales para reemplazar la actual política de libre mercado.

"Pero esto no tiene un carácter ideológico, esto tiene una carácter pragmático", dijo a Reuters el profesor de relaciones internacionales en la Universidad de Boston y exembajador de Chile en China, Jorge Heine, en torno al tema.

China se ha convertido en uno de los mayores inversores en Latinoamérica -que le surte de petróleo, gas, minerales y alimentos- y su influencia ha crecido pese a las advertencias de Estados Unidos, cuyo liderazgo en la región ha disminuido.

El director ejecutivo de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMP), Pablo de la Flor, dijo a Reuters que el anuncio de posibles cambios tributarios en el sector minero de Perú ha preocupado a todos, incluido a la firmas chinas.

"Dos de las empresas mineras chinas más importantes tienen convenios de estabilidad (tributaria) y me imagino que esa debiera ser una preocupación sobre todo cuando se discuta la modificación del marco tributario", afirmó De la Flor.

El ministro de Energía y Minas, Iván Merino, se ha reunido con ejecutivos en Perú de las chinas MMG Ltd, de Chinalco que opera Aluminum Corp, de Shougang Hierro Perú, entre otros, según un reporte del ministerio.

Y en el plano comercial, embajador chino Liang Yu se reunió el lunes con el ministro de Comercio Exterior, Roberto Sánchez.

"En la actualidad los equipos técnicos de Perú y China vienen trabajando, a través de medios virtuales, en la optimización del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambos países. Las relaciones bilaterales con China son sumamente importantes", dijo el ministerio en un comunicado.

El TLC firmado el 2009 convirtió a China en el principal destino de las materias primas que exporta el país andino.

Inversiones en juego

Hasta ahora el gobierno de Castillo, quien asumió funciones el 28 de julio, no ha dado señales de cómo o cuándo pondría en marcha estos planes que preocupan a las mineras, y que afirman reduciría la competitividad del país andino.

Durante la campaña electoral, Castillo acusó a las grandes transnacionales de "saquear" las riquezas de Perú y prometió en una eventual Gobierno dar vuelta a la tortilla y retener el 70% de las ganancias mineras; y usar esos fondos para elevar la inversión en salud, educación y reducir la pobreza.

Según datos del Gobierno, las chinas MMG Ltd y Aluminum Corp de Chinalco figuran entre las seis grandes mineras de cobre de Perú con convenios de estabilidad tributaria.

MMG Ltd, que opera la mina Las Bambas, tiene un contrato que le garantiza que no haya cambios tributarios hasta el 2030. El acuerdo incentivó una inversión de 10,000 millones de dólares en el yacimiento que produce hasta 400,000 toneladas anuales de cobre.

El contrato tributario con Chinalco, que produce en su mina Toromocho 200,000 toneladas de cobre anual, vence en el 2028.

Las empresas chinas tienen en cartera inversiones mineras por 10,425 millones de dólares en Perú, según datos oficiales.

La ofensiva de China se ha evidenciado en los últimos años además con la firma de acuerdos más ambiciosos con Latinoamérica, incluido Perú, como la iniciativa llamada la Franja y la Ruta de proyectos millonarios de inversión en infraestructura.

La china COSCO Shipping Ports Ltd construye un puerto en Perú con una inversión de 3,000 millones de dólares.

"Es lógico que el capital chino se vuelque al resto mundo. Más allá del tema de competencia que se tiene con Estados Unidos, esto es resultado del gran crecimiento de China en los últimos años", dijo al respecto el exembajador chileno Heine.

En otra señal de reforzar los lazos con China, el gobierno ha anunciado que el presidente Castillo se inmunizará el viernes contra la Covid-19 con la vacuna Sinopharm, la que espera agilizar el suministro para el país andino fuertemente golpeado por la pandemia.