El parlamento de Irak votó este domingo 5 de enero, de forma unánime, a favor de la expulsión de tropas extranjeras de su territorio, en una sesión extraordinaria en la que se discutió la permanencia de las fuerzas estadounidenses y sus aliados.

Esta ley obliga al gobierno local de Bagdad a expulsar a las tropas extranjeras de su territorio, que trabajan en coalición y dirigidos por Estados Unidos, en contra de las fuerzas del Estado Islámico (EI), informó Press TV.

El parlamento iraquí aseguró que no es necesaria la presencia de estas fuerzas ya que en 2017 vencieron al EI y “ahora que las operaciones militares han terminado” en contra de ese grupo, Irak previene a las fuerzas externas sobre el uso de su territorio, incluido el espacio aéreo y las regiones marinas, informó Al Jazeera.

A pesar de la decisión parlamentaria no se trata de una acción vinculante por lo que se necesitará la modificación legal para cancelar el actual acuerdo con Estados Unidos y el resto de los países a través de la OTAN.

Actualmente la misión de la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN) tiene una misión en Irak, conocida como NMI (por su sigla en inglés), que cuenta con diversas escuelas para personal de las fuerzas armadas, con las que ayudaría al ejército local con la enseñanza de estrategias y sistemas útiles para derrotar al Estado Islámico.

Se trata de una misión no combatiente con al menos 500 elementos internacionales, esta misión fue solicitada por Irak, según los documentos de la propia OTAN.

El debate parlamentario que se organizó este domingo de forma extraordinaria pretendía dilucidar la situación de las tropas extranjeras, en su mayoría estadounidenses, en el territorio de Irak después de que fuera asesinado el general iraní Qassem Soleimani en el aeropuerto de Bagdad, a causa de un ataque de Estados Unidos.

kg