El presidente panameño, Laurentino Cortizo, consideró este martes arbitraria la decisión de la Unión Europea (UE) de volver a incluir a Panamá en su lista de paraísos fiscales.

"Le pedimos a los gobiernos de Europa, como Francia y otros gobiernos, que miren a Panamá. No estoy pidiendo un favor sino que nos midan como están midiendo a otros países y que no sean arbitrarios", declaró Cortizo a la prensa local.

La Unión Europea (UE) reintrodujo este martes a Panamá en su lista negra por no cumplir con criterios mundiales de transparencia fiscal, un revés para el país centroamericano en su objetivo de borrar su imagen de paraíso fiscal.

"Yo considero que esto es arbitrario", porque Panamá ha hecho un "gran esfuerzo" para aprobar leyes contra el blanqueo de capitales y la evasión fiscal, afirmó Cortizo.

"Nosotros queremos que nos evalúen a nosotros por lo que estamos haciendo, por los resultados que estamos dando ahora mismo, por la cooperación que estamos teniendo con esos países", enfatizó el mandatario.

Además de Panamá, los ministros de Finanzas de la UE incluyeron en su lista negra al territorio británico de ultramar de las Islas Caimán, una decisión interpretada como una "advertencia" al Reino Unido posbrexit.

"Estos países o territorios no han cumplido, en el plazo convenido, las reformas fiscales a las que se habían comprometido ante la UE", indicó en un comunicado el Consejo de la UE, que también agregó a Palaos y Seychelles.

En diciembre de 2017, la UE adoptó su primera lista sobre paraísos fiscales en respuesta a escándalos tales como "los Papeles de Panamá", que reveló la creación de sociedades opacas para evadir impuestos a escala mundial.

Panamá representa el caso más emblemático. En diciembre de 2017, la UE lo incluyó en su primera "lista negra" y, tras compromisos por parte del gobierno panameño, lo trasladó a la "lista gris", de la que salió en marzo de 2019.

Ahora regresa a la lista negra por no haber logrado "al menos" la calificación de "conforme en gran medida" del Foro Global sobre Transparencia Fiscal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).