Nueva York. Los países de la Unión Europea están listos para reabrir sus fronteras a extranjeros a partir del 1 de julio, sin embargo, las autoridades podrían prohibir la entrada a los estadounidenses porque consideran que su país no ha logrado controlar la pandemia de coronavirus, informó el New York Times desde Bruselas, citando borradores de listas de viajeros aceptables.

Estados Unidos ha registrado más de dos millones de casos de contagio y alrededor de 120,000 muertes, las mayores cifras en el mundo, y está experimentando un aumento en nuevas infecciones. Los visitantes estadounidenses se verían afectados así,  como los rusos y brasileños y otros países considerados demasiado riesgosos debido a la propagación del virus.

Un diplomático de la Unión Europea dijo que la Comisión ejecutiva del bloque había propuesto tres criterios para permitir el ingreso de pasajeros de terceros países, incluida la situación epidemiológica de ese país, pero los países miembros de la UE tendrían que determinar cuáles deberían ser las medidas y los umbrales relevantes.

“No hay una lista (de países), solo una lista de criterios”, precisó a Reuters otro diplomático de la UE.

El segundo diplomático dijo que los estados miembros estaban considerando usar la tasa de infección de un país por cada 100,000 personas para decidir si permitían el ingreso de pasajeros, pero aún no habían acordado en qué umbral establecer estos criterios. El umbral también debería tener en cuenta los factores que influyen en la fiabilidad de estos datos, como la capacidad de prueba Covid-19 de un país.

Por definir

Como medida para reactivar la economía a principios de este mes, la Comisión Europea recomendó que el bloque vuelva a abrir gradualmente sus fronteras a los viajeros no pertenecientes a la UE a partir de julio y utilice tres criterios para decidir de qué países se permitirá la entrada de visitantes: los países deben tener Covid-19 bajo al menos tanto control como la UE promedio, tenga medidas de contención durante el viaje y esté dispuesto a dejar entrar a los visitantes de la UE.

Los estados de la UE discutirán los criterios el día de hoy aunque no hay garantía de que se llegue a una decisión en ese momento.

Los viajeros de Estados Unidos y el resto del mundo ya habían sido excluidos de visitar la Unión Europea, con pocas excepciones principalmente para repatriaciones o “viajes esenciales”, desde mediados de marzo. Pero se espera una decisión final sobre la reapertura de las fronteras a principios de la próxima semana, antes de que el bloque se vuelva a abrir el 1 de julio.

En marzo, cuando aumentaban los casos en Europa, el presidente Donald Trump prohibió a la mayoría de los ciudadanos de la Unión Europea ingresar a  Estados Unidos en un intento por frenar el brote, la decisión provocó el eneojo de los funcionarios europeos.

Hasta el momento no hay confirmación oficial por parte de los gobiernos. Tal decisión podría tener un impacto político y económico considerable, ya que los estadounidenses y los rusos, se encuentran entre los principales visitantes del bloque.