El primer ministro de Turquía pidió a la oposición que respete el resultado de un referendo que expandirá los poderes de la Presidencia, pero opositores ya pidieron la anulación de la consulta.

En un discurso a los legisladores de su partido, Binali Yildirim dijo que los turcos votaron a favor de cambiar su sistema de gobierno de parlamentario a presidencial, añadiendo que la oposición debería no hablar después de que el pueblo haya hablado .

El escrutinio no oficial de los votos, publicado por la agencia de noticias estatal Anadolu, dio una estrecha victoria al sí defendido por el presidente Recep Tayyip Erdogan.

Pero una serie de irregularidades, especialmente por la decisión de la junta electoral de aceptar boletas sin el sello oficial, están haciendo que la oposición cuestione el resultado.

Bulent Tezcan, vicepresidente del Partido Republicano del Pueblo (CHP), dijo que la agrupación presentó una solicitud formal de anular el referéndum debido a las irregularidades. Aseguró que emplearán todos los recursos legales disponibles para resistir el resultado.

Exigimos la cancelación de este referéndum , dijo Tezcan.

Pero el primer ministro, Binali Yildirim, exigió que se respeten los resultados.

Los intentos de arrojar sombras sobre el resultado de la votación mediante la generación de rumores de fraude serán fútiles y en vano , dijo Yildirim.

El líder del CHP, Kemal Kilicdaroglu, acusó a la junta electoral de estar parcializada a favor del partido oficialista.

Quedó claro que la junta electoral no recibe el mandato del pueblo, de la ley ni de la constitución sino de un centro específico, una autoridad política específica , dijo Kilicdaroglu el martes en Ankara. Acusó a la junta electoral de cambiar las reglas de juego a mitad del camino .