Ottawa.- Ontario, la provincia más poblada de Canadá, declaró el estado de emergencia y volverá a confinarse durante un mes a partir del jueves, en un intento por contener la tercera ola de contagios de Covid-19, anunció el gobierno local este miércoles.

"Estamos declarando el estado de emergencia, con orden de permanecer en casa en toda la provincia a partir del jueves", medida que permanecerá "en vigor durante cuatro semanas", dijo en rueda de prensa el primer ministro de la provincia, Doug Ford, quien se declaró "extremadamente preocupado".

"La situación está cambiando rápidamente, hora a hora, y a medida que cambian las cosas, a medida que aprendemos más sobre estas nuevas variantes mortales, a medida que surgen nuevos problemas, tenemos que adaptarnos. Tenemos que actuar con rapidez y decisión", agregó.

"Por favor, a menos que sea por algo esencial, quédense en casa porque la situación es grave", insistió.

Ante un fuerte aumento de contagios y hospitalizaciones, Ontario había activado la semana pasada un "freno de emergencia", pero las autoridades consideraron que ese endurecimiento de las restricciones fue insuficiente.

Las nuevas medidas solo permiten a los 14 millones de habitantes de la provincia salir por razones esenciales, como comprar comestibles, ir a la farmacia o ver a un médico, dijo el gobierno.

Una orden similar rigió en la provincia entre el 14 de enero y el 8 de marzo.

Las escuelas permanecerán abiertas en la mayoría de las regiones, excepto en el área metropolitana de Toronto y parte de sus suburbios, donde unos 600,000 estudiantes tomarán sus clases en línea al menos hasta el 19 de abril.

Desde hace casi una semana, Ontario reporta más de 3,000 contagios diarios, casi tres cuartas partes de todos los casos del país.

Más de 500 personas fueron ingresadas a unidades de cuidados intensivos el miércoles, el nivel más alto desde el inicio de la pandemia, dijo Christine Elliott, viceprimera ministra y ministra de Salud de la provincia.

Las variantes del coronavirus más contagiosas y mortales son responsables de las dos terceras partes de los casos nuevos en Ontario.