El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, insistió este viernes en su voluntad de trabajar con el Congreso para cerrar el centro de detención instalado en la base naval de Guantánamo, en Cuba, una de sus promesas de campaña desde que llegó a la Casa Blanca en 2008.

NOTICIA: ¿Volverá Guantánamo al poder de Cuba?

En una conferencia de prensa, Obama dijo que no asumiría de inicio una negativa del Congreso a un esfuerzo conjunto, pero sugirió que podría actuar mediante decretos, como lo hizo con medidas de alivio migratorio, y admitió que "Guantánamo es el imán fundamental en el reclutamiento de yihadistas".

NOTICIA: Guantánamo, cerrada antes de que se vaya Obama: Pentágono

"Seguiremos reduciendo constantemente la población", dijo Obama en una rueda de prensa de fin de año en la Casa Blanca, en la que destacó que para comienzos de 2016 el Gobierno espera que haya menos de 100 personas en la prisión en Cuba.

NOTICIA: Investigan posibles carcinógenos en Guantánamo

El mandatario remarcó que intentará que el Congreso respalde su plan para cerrar las instalaciones antes de considerar si usa un decreto para hacerse cargo del asunto.

Con información de AFP y Reuters

rarl