Madrid. Uno de los temas que brincará a la agenda internacional una vez que pasen los efectos del coronavirus será el de las Malvinas.

El nuevo gobierno argentino de Alberto Fernández asegura que insistirán en recuperarlas, luego de que Reino Unido las ocupara en 1833. El pasado enero, un mes después de haber tomado posesión dijo: “Nunca vamos a renunciar” a recuperarlas.

Un diplomático español que trabaja en el ministerio de Exteriores en Madrid comenta a El Economista que se entiende la postura del actual presidente argentino.

En febrero del 2019, cuando Reino Unido se encontraba negociando el texto del acuerdo con la Unión Europea para formalizar su separación, Bruselas amenazó a los británcios con definir como “colonia” a Gibraltar.

Desde hace años, existe una controversia entre España y Reino Unido respecto a la soberanía de Gibraltar, un minúsculo territorio para que la solución debe ser alcanzada bajo la luz de relevantes resoluciones y decisiones de la Asamblea General de Naciones Unidas”, según explicó una fuente europea a El País (1 de febrero del 2019).

“Inevitablemente nos recuerda a los españoles concentraciones masivas para pedir la devolución de Gibraltar”, asegura el diplomático a El Economista. “La reivindicación argentina sobre las Malvinas se basa en que este archipiélago fue español en algunos momentos de la historia y, posteriormente, argentino”.

El diplomático afirmó que la dictadura argentina cometió el grave error de recurrir a la fuerza en su intento de recuperar a las Malvinas en 1982. “Es un proceso en el que debe desplegarse la política a través de Naciones Unidas”.

Con la salida de Reino Unido de la Unión Europea, la diplomacia británica quedará más vulnerable y sin el apoyo de los 27.

El diplomático que comparte con El Economista su opinión sobre el caso recuerda que España no había quedado conforme en la negociación del Brexit en lo que se refiere a Gibraltar. El gobierno de Pedro Sánchez amenazó con vetar el acuerdo si Reino Unido no dejaba claro cómo será la relación entre España y Gibraltar.

“Entiendo al presidente Fernández sobre su deseo de recuperar las Malvinas. La época del colonialismo ha acabado, y eso debe quedar claro a través de Naciones Unidas”, asegura el diplomático.