París. Un fiscal francés ha ordenado una investigación preliminar para determinar si Dominique Strauss-Kahn, exjefe del Fondo Monetario Internacional (FMI) y alguna vez el principal candidato a la Presidencia de Francia, participó en una violación grupal durante una fiesta sexual, la cual se le acusa de organizar en un hotel de Washington.

El anuncio, hecho ayer por el fiscal Federico Fevre en la ciudad de Lille, indicó otra sulfurosa denuncia de relaciones sexuales ilícitas a una lista que ha torpedeado el otrora brillante futuro político de Strauss-Kahn y lo convirtió en un personaje indeseable cuya presencia es embarazosa para sus antiguos colegas en el Partido Socialista.

Strauss-Kahn fue acusado por Fevre el 26 de marzo de haber ayudado a procurar prostitutas para una serie de fiestas sexuales en Francia y Estados Unidos. Dichas reuniones incluyeron una en el Hotel W en Washington en diciembre del 2010. Ayer, Fevre anunció que las autoridades investigan también las acusaciones de que Strauss-Kahn cometió una violación en conjunto, al supuestamente sodomizar a una prostituta mientras que un amigo suyo la sujetaba.

Una prostituta informó a los jueces que le dijo a Strauss-Kahn, en varias ocasiones, que ella no quería continuar con el acto sexual, de acuerdo con las versiones filtradas de su testimonio a la prensa francesa. A pesar de sus protestas, afirmó que Strauss-Kahn no se detuvo. Su amigo le sostenía las manos para evitar su escape, según los reportes.