NUEVA YORK, EU. Inmigrantes y sus defensores sumaron sus voces el domingo a aquellos que han estado protestando contra la victoria electoral de Donald Trump.

Los organizadores dijeron que la protesta del domingo por la tarde en Manhattan era para denunciar el apoyo de Trump a las deportaciones y otras medidas similares. Es el más reciente de varios días de manifestaciones en todo el país. Otras protestas estaban planeadas para San Francisco, St. Louis, Filadelfia, Denver y otras ciudades.

El sábado, manifestantes se congregaron en ciudades grandes como Nueva York y Los Ángeles, además de lugares más pequeños como Worcester, Massachusetts, y Iowa City, Iowa.

En Los Ángeles, unas 8,000 personas marcharon el sábado para condenar los comentarios negativos de Trump hacia los musulmanes, las promesas de deportar a quienes ingresen sin permiso al país y comentarios soeces sobre mujeres.

Además se realizaron protestas en Detroit, Minneapolis y otras ciudades. Más de 200 personas con carteles se congregaron en los escalones del capitolio estatal en Washington. El grupo coreó ¡No es mi presidente! .

En Tennessee, estudiantes de la Universidad de Vanderbilt cantaron canciones por los derechos civiles, marcharon por el campus y cruzaron una calle en Nashville, con lo que bloquearon el tráfico temporalmente.

Por otro lado, también hubo marchas y protestas en otros países. Unas 300 personas protestaron por la elección de Trump frente a la embajada estadounidense junto a la histórica Puerta de Brandenburgo en Berlín.

En Hollywood la policía arrestó a cinco personas en el centro de la ciudad durante una protesta anti-Trump el domingo por la mañana.