Santiago, Chile.- El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, alertó que a nivel internacional se necesita un compromiso político sólido para frenar el proteccionismo y promover la liberalización del comercio.

Durante la clausura de la IV Cumbre Empresarial Celac-Unión Europea expuso que "una y otra vez" los líderes de los países del G-20 han rechazado el proteccionismo y "pactado no encerrarse en sí mismos en momentos de incertidumbre económica; sin embargo, en la práctica, el libre comercio está, cada vez más, sometido a presión".

En el foro que compartió con el presidente Enrique Peña Nieto (México), Sebastián Piñera (Chile), Juan Manuel Santos (Colombia) y la canciller alemana Angela Merkel, Durao Barroso declaró que es necesario fomentar las inversiones de calidad.

Para que las inversiones de calidad se mantengan, dijo, se requiere de un marco jurídico transparente y estable que respete las normas y evite la arbitrariedad, así como una ambiente de seguridad pública.

La canciller alemana, Angela Merkel, también se pronunció en contra del proteccionismo.

"Nosotros, los europeos, hemos vivido años difíciles y no hemos salido todavía del todo, pero nadie puede pensar que la mejor manera de superar esas dificultades sea el proteccionismo. Al contrario, ya en los años 30 del siglo pasado quedó claro que en la gran crisis económica mundial, las tendencias proteccionistas paralizaron y no ayudaron", declaró.

El presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, expuso que la gente debe de ser realista, pues van a tomar tiempo las señales positivas en el rubro de empleo en Europa.

No obstante emitió palabras de aliento al destacar que la Unión Europea ya no está en un "entrampamiento existencial".

tania.rosas@eleconomista.mx