Nueva York. Nueva York aplazó las comidas dentro de restaurantes, que serían permitidas desde el próximo lunes, debido a la explosión de nuevos casos de coronavirus en otros estados del país tras una reapertura apresurada, anunció el día de ayer 1 de julio el alcalde Bill de Blasio.

“No es el momento de avanzar hacia las comidas dentro de los restaurantes”, dijo el alcalde De Blasio en conferencia de prensa.

“Creo que todos compartimos la preocupación de que el comer dentro de un restaurante se ha tornado problemático”, añadió en relación a la disparada de casos de la enfermedad Covid-19 en otros estados del país que decretaron rápidamente la reapertura.

La ciudad de Nueva York registró más de 22,000 muertos por coronavirus desde marzo, mientras las muertes en todo el estado de Nueva York superaron las 32,000.

Todos los sitios de entretenimiento de la ciudad están cerrados, y los teatros de Broadway no planifican reabrir antes de enero del 2021.

En el ápice de la pandemia, a mediados de abril, 799 personas murieron en 24 horas en el estado de Nueva York. El fin de semana pasado, las muertes cayeron a cinco en 24 horas. pero el problema ahora son otros estados.

La fase dos de la reapertura en Nueva York comenzó el lunes de la semana pasada, y permitió la reapertura de peluquerías y las comidas en patios y terrazas de restaurantes y bares, con capacidad limitada y distanciamiento social.

Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut exigen a visitantes de 16 estados del país, que hagan una cuarentena de 14 días. La multa comienza en 2,000 dólares.