El presidente Barack Obama pronunció, el miércoles, el sermón reconfortante que tanto habían esperado los musulmanes estadounidenses, enmarcando al islam como algo profundamente americano y acusando a sus críticos de violar el valor preciado de la nación, que es la libertad religiosa. Los comentarios de Obama fueron los primero en la historia en que un presidente visita una mezquita en Estados Unidos.

Al histórico discurso, que duró 45 minutos, asistieron algunos de los musulmanes más prominentes del país. En lo que parecía ser un golpe para el aumento de la islamofobia en el país, Obama celebró la larga historia de los musulmanes en la vida estadounidense, desde los deportes a la arquitectura, describiéndolos como soldados y padres, señalando a la madre de la estudiante universitaria de medicina que lo introdujo en el podio.

Hay voces que constantemente están reclamando lo que tienes que elegir entre tus identidades (...) No creo que ellos (...), ustedes encajan aquí. Aquí tienes razón para pertenecer, eres parte de América, también , dijo Obama. Tú no eres musulmán o americano, usted es musulmán y norteamericano .

Barack Obama pidió la aceptación y tolerancia para los musulmanes y el fin de los prejuicios y estereotipos.

En el Centro Islámico de Baltimore, que contiene una mezquita y una escuela primaria, Obama se sentó en una enorme mesa con sacerdotes musulmanes, activistas comunitarios y profesionales de la salud pública para enfatizar la importancia de la libertad y la tolerancia religiosa.

Para los musulmanes, la visita de Obama es un gesto ansiado desde hace mucho, para una comunidad que se siente hostigada en medio del temor en el país por el surgimiento del Estado Islámico y otros grupos violentos.

Aunque Obama ha visitado mezquitas en el exterior, nunca lo había hecho en su propio país y lo hace recién en su último año como presidente, señal de lo sensible que es el tema.

La semana pasada, Obama se convirtió en el primer presidente que habla en una embajada israelí. En esa ocasión, criticó el resurgimiento del antisemitismo en todo el mundo.