Un atacante suicida mató el miércoles a al menos cuatro personas dentro del complejo del palacio presidencial de la capital somalí, Mogadiscio, de acuerdo a la policía, la Unión Africana (UA) e insurgentes al Shabaab.

Aunque al Shabaab se retiró de la capital en agosto y las fuerzas de la UA han asegurado los barrios abandonados por los rebeldes islamistas, la ciudad costera sigue sufriendo ataques suicidas y explosiones al costado de la ruta.

Los reportes del número de muertos por el último incidente difieren.

Al Shabaab se adjudicó la responsabilidad por el atentado, diciendo que uno de sus atacantes suicidas había matado a 17 personas y herido a 30.

"Qué victoria, dentro del llamado palacio presidencial, le seguirán más explosiones y atacantes", dijo a Reuters el jeque Abdiasis Abu Musab, portavoz de las operaciones militares de al Shabaab.

Paddy Ankunda, portavoz de la fuerza de paz AMISOM de la UA en Somalia, indicó que cuatro personas, algunas de ellas civiles, murieron y que no hubo víctimas entre la misión.

El coronel Abdullahi Barise, portavoz policial, informó a Reuters que el ataque suicida dejó cinco muertos y 10 heridos.

Abdirashid Mohamed Ali, asesor de seguridad nacional del primer ministro, y Ankunda dijeron que la explosión se produjo cerca de la puerta de entrada del complejo presidencial, en la cercanías de un edificio usado por el presidente del Parlamento.

Desde que se retiró de la capital, al Shabaab ha quedado bajo una intensa presión de las fuerzas de Kenia y Etiopía que luchan junto a los soldados del Gobierno y la milicias pro-gubernamentales en el sur y el centro del país.

La fuerza de paz de la UA en Somalia espera expulsar a la agrupación de estas zonas antes de agosto, cuando expira el mandato del Gobierno respaldado por la ONU, dijo el martes el máximo general del Ejército de Uganda.

El grupo islamista de línea dura, que se alió formalmente a Al Qaeda en febrero, ha recurrido cada vez más a ataques con bomba en la capital, subrayando la persistente inseguridad en un país que no ha tenido un Gobierno central fuerte desde 1991.

RDS