Bogotá.- Los candidatos presidenciales que se medirán en una segunda vuelta electoral en Colombia comenzaron a buscar alianzas, el oficialista Juan Manuel Santos a partir de una sorpresiva y cómoda victoria y el independiente Antanas Mockus reconociendo que será difícil, pero no imposible, superarlo.

Santos, ex ministro de Defensa del presidente Álvaro Uribe, logró 46.56% de los votos -6.75 millones- contra un 21.49%-3.12 millones- de Mockus, un matemático y filósofo de origen lituano que fue alcalde de Bogotá.

Todas las encuestas sobre intención de voto que fueron publicadas hasta una semana antes de la primera vuelta pronosticaban una cerrada votación entre Santos y Mockus.

De acuerdo con expertos, recientes declaraciones del ex alcalde de Bogotá como su intención de subir los impuestos, le restaron apoyo de los electores, mientras que favorecieron al candidato de Cambio Radical, Germán Vargas, quien obtuvo 10.13% de los votos -1.47 millones-.

El resultado convirtió a Cambio Radical y a Vargas en una fuerza decisiva para la segunda vuelta del 20 de junio.

Santos

Pese a los escándalos de corrupción, de ejecuciones extrajudiciales e interceptaciones ilegales de comunicaciones que surgieron en el Gobierno del presidente Álvaro Uribe en los últimos meses, Santos logró capitalizar la herencia política del popular mandatario al conseguir la alta votación.

Tampoco le restaron apoyo las diferencias expresadas con la revolución socialista del presidente venezolano Hugo Chávez ni el proceso judicial que se le sigue en Quito por haber ordenado un operativo militar contra la guerrilla en territorio ecuatoriano, hechos que de ganar Santos augurarían para Colombia un futuro mayor distanciamiento con sus vecinos.

El candidato oficialista insistió en que para la segunda vuelta buscará el apoyo del Partido Conservador, de Cambio Radical y del liberalismo para asegurar su triunfo y conformar un Gobierno de unidad nacional. Admitió que las alianzas serán definitivas para consolidar el triunfo.

"Por supuesto que me interesa que ellos hagan parte de esta iniciativa de Gobierno de unidad nacional, el Partido Conservador ha sido un socio fundamental y estratégico, lo mismo que Cambio Radical y el Partido Liberal es bienvenido", aseguró Santos, un economista de 58 años.

No es probable es posible

Por su parte Mockus, de 58 años, admitió que no esperaba un triunfo tan amplio de Santos, pero destacó que logró el objetivo de pasar a la segunda vuelta.

El matemático que a veces confunde a sus seguidores con sus discursos poco entendibles dijo que propondrá alternativas y convocará a los ciudadanos para que lo apoyen.

" Aunque no es fácil, está la posibilidad, es clara y lógicamente posible, no es probable pero es posible", dijo Mockus, quien dejó entrever que más que las alianzas con partidos buscará el apoyo directo de los electores para revertir el favoritismo con que llegará Santos.

Mockus anunció que el Partido Verde es la segunda fuerza política de Colombia y que buscará consolidarse para las elecciones de alcaldes y gobernadores.

Pese al sentimiento de triunfo de sus seguidores, Santos les pidió no bajar la guardia, acudir masivamente a las urnas para ratificar la victoria y dijo que los resultados confirman que "el pueblo colombiano no quiere, así a algunos les duela, un salto vacío".

Se definirán alianzas

Por su parte, el líder de Cambio Radical dijo que la decisión sobre posibles alianzas será tomada esta semana por una junta de parlamentarios de ese partido.

Pero analistas dan casi por seguro que ese partido, que hizo parte de la coalición del Gobierno de Uribe, apoyará a Santos, en una alianza que garantizaría su triunfo.

Vargas dijo antes de la primera vuelta que si no estuviera en la carrera presidencial votaría por Santos porque era quien mejor concebía una estrategia para enfrentar a la guerrilla y a los grupos armados ilegales vinculados con el narcotráfico.

"Voy a hacer las consultas permanentes, vamos a reflexionar sobre qué rumbo tomaremos y la forma en que lo haremos", dijo.

El derrotado candidato del Partido Liberal, Rafael Pardo, propuso dejar en libertad a los militantes para que apoyen a la candidatura con que más se identifiquen, aunque la decisión final deberá ser adoptada por una dirección colegiada.

Por su parte, varios dirigentes del Partido Conservador propusieron unirse a Santos, pero la decisión final la tomará un pleno de la colectividad.