Bogotá.- Colombia, México y Estados Unidos deben reforzar su alianza antidroga y construir una cultura de legalidad en sus sociedades, dijo en entrevista con Notimex el candidato presidencial colombiano Antanas Mockus.

Para Mockus, los tres países deben trabajar además "en la ruptura y quiebre de las justificaciones para recurrir al narcotráfico y a la violencia como salida a las condiciones socioeconómicas y políticas de ciertos ciudadanos".

"Colombia, México y Estados Unidos deben continuar con el intercambio de información de inteligencia, cooperando en formación y gerencia conjunta de las fuerzas antidroga y construyendo cultura de la legalidad en las tres naciones", sostuvo.

El abanderado presidencial del opositor Partido Verde puntualizó que 'las tres sociedades deben trabajar conjuntamente para rechazar al narcotraficante, al violento y al corrupto'.

Según Mockus, quien lidera los sondeos de intención de voto con miras a los comicios presidenciales del próximo domingo, hace falta una mayor corresponsabilidad de la comunidad internacional frente a la lucha contra el flagelo del narcotráfico.

"Todo América Latina y Norteamérica deben integrarse con mecanismos de cooperación y apoyo contra la cultura de la ilegalidad asociada con el narcotráfico", recalcó.

El aspirante a la Presidencia de Colombia planteó que "países consumidores y productores debemos dar un debate conjunto de cual deberá ser la política antidroga más efectiva en la próxima década".

Narco migró a México

Mockus valoró la cooperación entre Colombia y México para golpear a fondo a los carteles narcotraficantes y agregó que es necesaria "la cooperación binacional y mejoramiento de las comunicaciones y acciones contra el narcotráfico".

"En los últimos años es claro que emigró hacia México gran parte de la cadena de producción del narcotráfico, donde se le inyecta mayor valor agregado", precisó.

Advirtió que "la lucha contra estos carteles debe ser corresponsable, no sólo entre ciudadanos y estados, sino entre estados productores y consumidores. Allí la política debe ser de apoyo y cooperación para acabar con esta forma de ilegalidad".

Planes poco acertados

Puntualizó que el Plan Colombia y la Iniciativa Mérida, programas de lucha antidroga que cuentan con el apoyo de Estados Unidos, "han contribuido en el mejoramiento de las autoridades policiales, de inteligencia e infraestructura de lucha antidroga".

Mockus, sin embargo, cree "que han sido muy poco acertados en el trabajo desde la cultura de la ilegalidad y educación ciudadana contra la justificación de la droga y su uso".

"Dichos programas mejorarían si tuviesen un componente integral de pedagogía ciudadana y participación de la comunidad, orientados a formación en cultura de la legalidad", señaló el candidato presidencial colombiano.

En su eventual gobierno, dijo Mockus, la política antidroga y los mecanismos de cooperación con Estados Unidos deben "ser fortalecidos y revisados, apuntando a un mejoramiento en las relaciones y en los planes conjuntos de lucha antidroga y cooperación policial".

Colombia recibe apoyo financiero y de asesoría técnico-militar de Estados Unidos que asciende, en promedio, a 700 millones de dólares anuales para luchar contra el narcotráfico y el terrorismo.

En cuanto a las deterioradas relaciones bilaterales de Colombia con Venezuela y Ecuador, Mockus recordó que con ambos países 'nos unen no solamente un pasado fecundo, sino un porvenir pleno de retos y oportunidades'.