Moscú. El presidente ruso Dimitri Medvedev afirmó que la misión de Kofi Annan, emisario de la ONU, es "la última oportunidad para evitar una guerra civil prolongada en Siria .

"Quizás sea para Siria la última oportunidad para evitar una guerra civil sangrienta prolongada", dijo durante un encuentro con Annan en Moscú. "Vamos a aportar toda la ayuda posible , agregó el jefe del Estado ruso.

"Vamos a darle toda la ayuda, a todos los niveles y en todas las direcciones, allí donde Rusia tenga la posibilidad", aseguró Medvedev, que se dispone a viajar a Seúl para asistir a una cumbre sobre la seguridad nuclear.

El emisario de la ONU y de la Liga Árabe para Siria declaró contar con el apoyo ruso. "Como siempre, contamos verdaderamente con el hecho de que podremos apoyarnos sobre la ayuda y los buenos consejos de Rusia", declaró Annan, según las agencias rusas.

Rusia y China bloquearon dos resoluciones del Consejo de seguridad de la ONU que condenaban la represión en Siria, estimando que los occidentales hacían recaer la responsabilidad sólo sobre el régimen sirio pese a que los insurgentes tendrían a extremistas en sus filas.

Finalmente, el miércoles, Moscú y Pekín votaron una declaración del Consejo de Seguridad que apoya la mediación de Kofi Annan para terminar con la violencia y pide a Siria que aplique sin tardar sus propuestas de solución.

El plan de Annan pide el cese de todas las formas de violencia a todas las partes, bajo supervisión de la ONU, así como la entrega de ayuda humanitaria y la liberación de las personas detenidas de manera arbitraria.

El ex secretario general de las Naciones Unidas llegó a Moscú, y el martes viajará a Pekín, para determinar en qué medida las dos potencias están dispuestas a ejercer presión sobre el presidente Bashar al Asad para que cese el conflicto iniciado hace un año y en el que han muerto cercad de 9,100 personas.