Con el objetivo de frenar la creciente ola migratoria centroamericana hacia Estados Unidos, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, presentó al subsecretario de Estado de Estados Unidos, John Sullivan, siete proyectos que pueden ser financiados por ese país  para impulsar el desarrollo de Honduras, Guatemala y El Salvador.

“Tuvimos una reunión, creo yo, muy útil e interesante. Y hemos presentado, en esencia, lo que sería la estrategia mexicana respecto a los países del Triángulo Norte, Guatemala, Honduras y El Salvador”, informó a periodistas tras terminar el encuentro.

Marcelo Ebrard puntualizó que la propuesta mexicana está ya traducida en un programa, en una hoja de ruta muy clara con proyectos específicos como por ejemplo la conexión de energía eléctrica hacia Centroamérica y la extensión de gas natural hacia esos tres países.

“Se les dio ya la versión sintetizada en inglés, con los proyectos prioritarios que son siete, varios de ellos tienen que ver con energía, pero hay otro muy importante que encabezaría UNICEF, que son 1,000 millones de dólares para escuelas, denominadas por UNICEF “Escuelas Seguras”; la conexión de gas y de energía eléctrica; y la instalación en esos tres países, de empresas que tal vez ahora están en Asia o en otros países del mundo, y que bien podrían estar ahí”. Y consideró que el planteamiento fue recibido con interés por parte del Departamento de Estado por lo que ese mensaje va a ser escuchado. 

“En pocas palabras, se trataría, o lo que estamos nosotros diciendo es que Guatemala, Honduras y El Salvador formen parte de la región económica norteamericana, que es el mercado más grande del mundo, pero para eso necesitamos tomar esas decisiones y hacer esas inversiones en el corto plazo porque si no, esto no va a tener una solución”, agregó.

Este viernes 24 de mayo, en la Casa Blanca, Ebrard se reunirá con Kevin McAleenan, Secretario Interino de Seguridad Nacional, y con Jared Kushner, yerno y asesor del presidente Donald Trump, para presentarles el planteamiento, así como todos los esfuerzos que México está haciendo en el sur de su territorio y con los tres países centroamericanos.

“Yo no puedo decirles ahora si Estados Unidos va a tomar todos los proyectos que presentamos, pero seguramente que sí, el punto de vista de México, hay que ponerlo en la ecuación. Y espero que el presidente Trump, una vez que tenga la información que estamos dando, pueda revalorar lo que México está planteando”, manifestó.

Ebrard recordó que los proyectos que ya México, así como los países de Centroamérica, tienen aprobados en sus presupuestos para los próximos cinco años rebasan los 30,000 millones de dólares, esfuerzo local más el de Estados Unidos.

Asimismo, informó que el próximo 28 de mayo estará en Berlín, Alemania, para presentar la estrategia mexicana también a los países europeos.