Ante la decisión del presidente Donald Trump de retirar a Estados Unidos del pacto mundial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre migración, por ser incompatible con la política migratoria de su país, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, lamentó dicha decisión.

“México no cree en la criminalización del migrante, México no cree en los muros, cree en los puentes y no creemos que un país, por más grande y poderoso que sea, pueda enfrentar el fenómeno migratorio por sí mismo”, declaró Videgaray en la inauguración del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Legal organizado por la ONU en Puerto Vallarta.

El canciller agregó que cualquier país  tiene el derecho de definir sus políticas migratorias; sin embargo, estar fuera del esfuerzo colectivo se pierde la oportunidad y la capacidad de influir en una discusión global, de ejercer liderazgo en la definición de la gobernanza en materia migratoria a nivel mundial.

Videgaray señaló que por parte de México se seguirá trabajando para que a finales del 2018 el mundo tenga este nuevo pacto.

Asimismo, indicó que el gobierno mexicano seguirá colaborando con EU en su relación migratoria.

“México seguirá trabajando de manera constructiva con Estados Unidos. Son cerca de 12 millones de mexicanos los que viven en EU y nuestra relación es intensa”, dijo.