Asunción.- El presidente Fernando Lugo aseguró este viernes que acata la decisión del Congreso de destituirle, pero calificó esa medida de herida profunda a la democracia paraguaya, en una conferencia de prensa tras la decisión parlamentaria.

"Me someto a la decisión del Congreso", dijo Lugo en sus primeras declaraciones tras la destitución, aunque "es la historia paraguaya, su democracia, la que han sido heridas profundamente".

ECUADOR DESCONOCERÁ NUEVO GOBIERNO

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, rechazó por "ilegítima" la destitución de su homólogo paraguayo, Fernando Lugo, este viernes tras un juicio político, y dijo que su gobierno no reconocerá a un nuevo mandatario en ese país.

"El gobierno de Ecuador no reconocerá otro presidente de Paraguay que no sea el presidente Fernando Lugo", dijo Correa durante la grabación de su informe semanal de labores en el sur de Quito.

CONGRESO DE PARAGUAY CRITICA AL UNASUR

El presidente del Congreso de Paraguay, Jorge Oviedo Matto, desestimó este viernes cualquier medida de los cancilleres de la Unasur tras la destitución del mandatario Fernando Lugo y criticó el trato que recibe su país en el Mercosur.

"Respetamos lo que ellos dicen, pero los que votan acá son los senadores paraguayos y no los cancilleres de la Unasur", dijo Oviedo Matto a la prensa, poco después de anunciar la destitución de Lugo.

Hablan de sanciones, pero qué más sanciones que las que nos aplican todos los días con el Mercosur (unión aduanera entre Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay)", agregó el legislador.

La Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) es un mecanismo regional que integran Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, Guyana, Paraguay, Perú, Surinam, Uruguay y Venezuela.

El Congreso se apresta a tomar juramento al vicepresidente Federico Franco en la sala bicameral del edificio Legislativo.

apr