El Supermartes terminó. La noche de más actividad en la campaña presidencial republicana se convirtió en un maratón más que una carrera de velocidad, ya que la primaria de Ohio no fue cedida al exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, sino hasta la madrugada de ayer.

Después de una noche para pensar acerca de lo que se atestiguó, sólo quedan un puñado de ganadores y perdedores.

GANADORES

Rick Santorum: debido a la forma en la cual se desarrolló la noche, se creó una trama en la cual el exsenador de Pennsylvania superó por mucho las expectativas. Sus victorias en Oklahoma y Tennessee se concretaron durante el horario estelar de la cobertura hecha por las cadenas de cable, además de que de la mayor parte de la tarde y noche fue el líder en Ohio. (Terminó con una derrota, pero esto ocurrió mucho después de que la mayoría de la gente normal se fuera a dormir.) Santorum ayudó a su propia causa con un muy sólido discurso en el que hizo referencia a sí mismo como la voz de populismo económico en la carrera por la nominación republicana. Las cifras de delegados de Santorum aún no se incrementan, pero logró hacerse de más tiempo en la carrera.

El sur: el hecho de que Romney no pudiera cerrar la carrera el Supermartes es una buena noticia para el sur, que es adonde se dirige la carrera presidencial en las próximas semanas. Mississippi y Alabama votan el próximo martes y luego Louisiana llevara a cabo sus caucus el 24 de marzo. Esa racha de concursos atraerá la atención al sur y su continua influencia en la selección del candidato presidencial republicano. Eso es una buena noticia para Santorum y para Newt Gingrich, pero una no tan buena para Romney.

Mitt Romney: el exgobernador de Massachusetts ganó seis de los 10 estados en la boleta electoral, incluido el gran premio que significaba Ohio. Aumentó su ventaja sobre Santorum y Gingrich de manera significativa. Es difícil no verlo como candidato, eventualmente. Sin embargo...

Twitter: ¿cómo es que se lograba seguir a las elecciones tan disputadas, como ésta, antes de Twitter?¬ Ahora, Es difícil imaginar una elección sin Twitter.

PERDEDORES

Ohio: Citando a Amy Poehler y a Seth Myers: ¿En serio, Ohio? Su cierre de urnas fue a las 7:30 de la noche. Cinco horas más tarde los votos aún no estaban contados totalmente. ¿En serio? . Si bien es cierto que Ohio es un estado grande y que la carrera ha sido muy apretada, esto no es un problema nuevo para Ohio. Su conteo lento es legendariamente infame entre los círculos políticos. Dada su centralidad para las elecciones generales del 2012 parece que habrá otra noche muy larga cuando este estado emita su voto.

Mitt Romney: todo lo descrito anteriormente acerca de Romney como ganador es una verdad indiscutible; sin embargo, la sensación al concluir el Supermartes es que Romney sigue siendo un candidato profundamente defectuoso ante los ojos de la base del Partido Republicano. Perdió a los votantes de la base muy conservadora por 18 puntos y a los votantes evangélicos por 17 puntos en Ohio. La base republicana aún busca a alguien que sea una alternativa a Romney. Y si él no les ha hecho la venta de su propuesta hasta ahora, es difícil que lo logre pronto. Lo que esto significa es que la única vía de Romney por ahora es salir del paso en marzo, abril y mayo.

Resultados Super Martes

DAR CLIC PARA VER INFOGRAFÍA