Todos en EU pensaron que el exgobernador de Massachusetts, Mit Romney, tendría ganada esta carrera desde enero; sin embargo, para sorpresa de todos, el exsenador por Pennsylvania, Rick Santorum, representa un serio desafío para Romney.

La carrera republicana por la nominación presidencial se trata de conseguir delegados. Hay cerca de 2,300 delegados totales en juego en el proceso primario y se necesitan cerca de 1,200 de estos delegados para convertirse en el candidato republicano. Hasta el momento, sólo 345 delegados se han asignado a la fecha, más otros 437 que se entregarán tan sólo en el Supermartes.

Hay 10 estados en juego en el Supermartes, pero hay cuatro grandes a los que les debe poner atención.

Ohio. Un estado del medio-oeste, fundamentalmente obrero, que aportará 66 delegados y será de enorme importancia en las elecciones generales. Éste debería ser territorio para Santorum, pero Romney no puede ceder.

Oklahoma. Uno de los estados más republicanos en el país. Éste debería ser un lugar donde Santorum tendrá buenos resultados; Romney probablemente no lo tomará muy en serio.

Tennessee. Hay un electorado muy religioso en este estado. Podría haber un buen resultado para Santorum, con la posibilidad de que Newt Gingrich lo haga mejor de lo que se espera de él.

Georgia. Éste es el estado de Gingrich. Si él no puede ganar aquí, no ganará en ningún lado. Romney probablemente le seguirá de cerca y acabará en segundo lugar.

Ahora bien, hay otros seis estados que votarán en el Supermartes, dos de ellos, Massachusetts y Vermont, serán para Romney.

Virginia debería ser una carrera competitiva, pero sólo Mitt Romney y Ron Paul entraron a las boletas. Romney va a ganar.

Ahora, Idaho, Dakota del Norte y Alaska, todos estos estados tendrán caucus y son la esperanza de Ron Paul para darle su primera victoria desde que comenzó a aspirar a la Presidencia en el 2008.

Hay tres escenarios posibles de cómo podría terminar el Supermartes. Escenario uno: Mitt Romney barre con casi todos los estados en los que aparece en la boleta electoral. Eso le daría más de 300 delegados y un dominio real en la nominación.

Escenario dos: Santorum gana en todas partes excepto Massachusetts y Vermont. Eso significaría 220 delegados para Santorum y convertir ésta en una carrera de sólo dos personas.

Escenario tres: Santorum y Romney se dividen los votos. Santorum gana unos pocos estados, Romney gana unos pocos estados, incluso Ron Paul podría ganar.

El Supermartes es super importante, pero todavía hay un largo camino por recorrer antes de saber quién será el candidato republicano.