La situación política en Brasil está tan grave que en el Congreso se conformó una Comisión Especial que buscará el juicio político a la presidenta Dilma Rousseff. El diario Valor Económico aseguró que el comité de 65 miembros, elegido este jueves, elaborará un dictamen sobre la solicitud de destitución de la presidenta por presuntos delitos fiscales.

Diez sesiones plenarias tendrá Dilma Rousseff para defenderse y después habrá otras cinco sesiones para que el ponente presente su dictamen y se demuestre sí hay pruebas del delito de responsabilidad cometido en el mandato actual. La voluntad es ejecutar el proceso, pero quién decidirá al final es el Congreso en pleno , dijo el senador Eduardo Cunha a Valor.

Tras el nombramiento de Luiz Inácio Lula da Silva como jefe de Gabinete de Rousseff, por la mañana del jueves, el ánimo político y social no se ha calmado. El ex presidente tomó posesión de su cargo como Ministro y durante la ceremonia prometió ayudar a encarrilar el rumbo del país junto a Rousseff; al poco tiempo un juez emitió una medida cautelar que impide el ejercicio del cargo.

NOTICIA: Nombramiento de Lula, en riesgo tras medida judicial

El juez de Brasilia que entregó la comunicación dijo que con el nombramiento se violaba el libre ejercicio del poder judicial , según consignó la agencia Reuters. Aun así, la Corte Suprema, tiene facultades para investigarlo.

El escándalo que roba las primeras planas en Brasil y el mundo, vincula a altos funcionarios de la petrolera estatal Petrobras, constructoras y ex funcionarios del gobierno de Dilma Rousseff. A Lula específicamente lo acusan de lavado de activos vinculado con la petrolera estatal, en el caso denominado Lava Jato, liderado por el juez Sergio Moro. El 10 de marzo pasado, Lula fue denunciado por ocultación de propiedad y lavado de dinero por la Fiscalía de São Paulo.

En las declaraciones durante la ceremonia, Rousseff aseguró que se estaba fraguando un plan para sacarla de su cargo y criticó las filtraciones sobre las conversaciones entre Lula y ella. Con esta situación se busca convulsionar a la sociedad brasileña con mentiras y con prácticas censurables viola los derechos constitucionales, al igual que los derechos de los ciudadanos , dijo la mandataria.

NOTICIA: Lula da Silva se blinda y será secretario de gobierno

Intriga Política

Las grabaciones que el juez Sergio Moro liberó el miércoles tras el nombramiento de el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva como jefe de Gabinete de Dilma Rousseff, elevaron la tensión política de Brasil. De acuerdo con las grabaciones, Rousseff llamó a Lula con el fin de enviarle un documento oficial con el nombramiento de ministro para usarlo en caso de necesidad .

La opinión pública ha interpretado tal expresión como la manera de los dos involucrados para hacerle el quite a las investigaciones, mientras que Rousseff intentó desestimarlas diciendo que no hay justicia cuando las confesiones a la policía son hechas públicas de forma selectiva para execración de algunos investigados. No hay justicia cuando las leyes no son respetadas .

NOTICIA: Conversación entre Dilma y Lula provoca indignación en Brasil

Este jueves, el juez Moro justificó la publicación de dichas grabaciones afirmando que las democracias exigen que la gente sepa lo que hacen sus dirigentes, incluso cuando intentan actuar al abrigo de la sombra .

(Con información de Reuters y Valor Económico)

abr