El conservador François Fillon admitió su derrota y llamó a votar por el candidato centrista proeuropeo, Emmanuel Macron, en la segunda ronda del 7 de mayo.

No nos queda otra opción que votar contra la extrema derecha. Por lo tanto votaré por Emmanuel Macron , declaró Fillon.

Esta derrota es mi derrota , declaró el candidato del partido Los Republicanos, señalando que pese a todos sus esfuerzos y su determinación, no logró convencer .

Fillon perdió su condición de favorito después de haber sido imputado por la justicia a raíz del escándalo de empleos públicos presuntamente ficticios de su esposa y de dos de sus hijos.

Algunos seguidores de Fillon proponían abstenerse el 7 de mayo bajo el escenario de la final Macron-Le Pen; sin embargo Fillon enfatizó que votará por Macron: La abstención no está en mis genes, especialmente cuando un partido extremista está en las puertas del poder (...) Voy a votar a Emmanuel Macron. Está en tu conciencia pensar el voto para el 7 de mayo.

Con la caída de popularidad del presidente Hollande, Los Republicanos tenían el camino libre para regresar al poder. Éste era el escenario en el primer bimestre del año; sin embargo, conforme se sabía que Fillon había contratado a tres de sus familiares, incluyendo a su esposa, y que no existe ningún registro que comprobara la entrega de informes laborables, la popularidad de Fillon se precipitó.

La esperanza de Fillon era el voto oculto. Franceses que votarían por él pero no lo decían por pudor.