Naciones Unidas, Estados Unidos. El Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, criticó el día de ayer 11 de octubre, las promesas "incumplidas" de los talibanes a las mujeres y niñas afganas, e instó al mundo a inyectar dinero en Afganistán para evitar su colapso económico.

"Estoy especialmente alarmado (...) Hago un llamado enérgico a los talibanes para que mantengan sus promesas a las mujeres y las niñas y cumplan sus obligaciones en virtud de los derechos humanos internacionales y el derecho humanitario", señaló Guterres.

"No vamos a abandonar" este asunto, aseveró Guterres y destacó que el tema se aborda a diario con los talibanes, que no gozan de reconocimiento internacional pese a que están en el poder en Afganistán desde mediados de agosto.

"El 80% de la economía afgana es informal, con un papel preponderante de las mujeres. Sin ellas, no hay posibilidad de que la economía y la sociedad afganas se recuperen", advirtió.

Guterres estimó que "la comunidad internacional se está moviendo demasiado lento" para inyectar liquidez a la economía afgana y subrayó que "el pueblo afgano no puede sufrir un castigo colectivo (por las sanciones) debido al comportamiento de los talibanes".