Subirats. Younes Abouyaaqoub, el hombre más buscado por los Mossos d’Esquadra, fue abatido este lunes por agentes cuando lo descubrieron agachado en un viñedo en la localidad de Subirats, a 50 kilómetros de Barcelona.

El joven autor material del atentado de Barcelona, que estaba huido desde el atropello masivo del jueves en La Rambla, llevaba adosado a su cuerpo un cinturón de explosivos falso como los que llevaban los cinco terroristas neutralizados a tiros en Cambrils. Gritó en árabe ¡Alá es grande! y corrió hacia los agentes que le dispararon 10 veces.

Con su fallecimiento, los 12 objetivos iniciales en relación a los atentados están muertos o detenidos , se congratuló la policía catalana en Twitter.

Las autoridades confirmaron que Abouyaaqoub era el conductor de la furgoneta que arrolló a peatones de Las Ramblas, con un resultado de 13 fallecidos y más de un centenar de heridos.

También es el hombre que acabó poco después con la vida de un español de 34 años en la Diagonal para utilizar su coche en la huida. Una huida en la que se saltó un control policial y, posteriormente, abandonó el vehículo en Sant Just Desvern.

Los investigadores catalanes tratarán de averiguar ahora dónde ha estado los últimos cinco días.

Por otro lado, el cuerpo policial confirmó que el imán marroquí Abdelbaki Es Satty, figura clave de la célula pues habría adoctrinado al resto de integrantes, murió la noche del miércoles en la deflagración de una vivienda donde el grupo preparaba atentados de mayor envergadura, según la policía catalana.

Se radicalizó junto a su hermano

Nacido en 1995 en la pequeña localidad de Mrirt, en el centro de Marruecos, Abouyaaqoub se mudó a España junto a sus padres y su hermano pequeño, Houssaine de 17 años, quien cayó a su vez por las balas de la policía durante un atentado en la localidad de Cambrils.

Abouyaaqoub creció en Ripoll y acudía asiduamente a la mezquita, donde conoció a Abdelbaki Es Satti, cuyos restos mortales aparecieron bajo los escombros de la casa de Alcanar, Cataluña.

Antes de radicalizarse, fue un estudiante decente que acabó un grado en electromecánica y trabajaba en las fábricas de metalurgia que rodean Ripoll.

La modesta vivienda familiar de los Abouyaaqoub, donde nació Younes antes de partir a Ripoll con sus padres, recibía la visita del joven cada verano, para ver al abuelo.

Hace dos años que Younes y Houssaine comenzaron a radicalizarse, bajo la influencia de este imán , dijo el abuelo.

En Ripoll, mucha gente no puede encajar las piezas. Sus recuerdos de los terroristas son en general de chicos normales que jugaban en la pista de futbol y hablaban catalán.