Importante capítulo en la sensible y estratégica relación entre Jordania e Israel basada en los acuerdos de paz de 1994. El rey Abdalá II de Jordania anunció el fin del contrato de arrendamiento de 25 años a Israel de las dos áreas de Al Baqura y Al Ghamr, tal y como tenían acordado ambos países en dos puntos del tratado de paz.

“Hoy informamos a Israel de nuestra decisión de terminar con los dos puntos”, dijo el monarca, según un comunicado de la corte real, y precisó: “Al Baqura y Al Ghamr representan la tierra jordana y seguirán siéndolo, y ejerceremos nuestra plena soberanía sobre nuestra tierra”.

En su cuenta de Twitter, Abdalá II indicó: los dos lugares “siempre han sido una de nuestras mayores prioridades, y nuestra decisión es terminar con los anexos del tratado de paz para tomar las decisiones que sirvan a Jordania y los jordanos”.

El liderazgo jordano había estado bajo presión en las últimas semanas por parte de sindicatos, partidos políticos y activistas para restaurar la soberanía de estas dos áreas.

Los israelíes tomaron esas dos tierras tras la Guerra de los Seis Días, en 1967.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, anunció por su parte que se renegociará el tratado de paz, de cuya firma se cumplieron 24 años.

Según los términos del tratado de paz firmado entre los dos países, pasados 25 años de la firma, cada parte podría romper el contrato con la única condición de dar un preaviso con un año de antelación.