El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunirá con el papa Francisco el 29 de octubre, antes de asistir a una cumbre de dos días de líderes del G20 en Roma, donde espera alcanzar un acuerdo sobre un impuesto global mínimo de 15%, dijo un funcionario de la Casa Blanca a Reuters.

En el marco del segundo viaje al extranjero de su presidencia, Biden también asistirá a la conferencia climática COP26 de la ONU en Glasgow, Escocia, del 1 al 2 de noviembre y anunciará "acciones clave" sobre los principales temas de la reunión, incluidos objetivos para luchar contra el cambio climático y uso de la tierra y bosques, dijo el funcionario.

La visita de Biden a Italia y Reino Unido para reunirse con los principales líderes mundiales tiene como objetivo señalar que Estados Unidos está volviendo a comprometerse con grupos internacionales después de cuatro años de las políticas de "Estados Unidos primero" del expresidente republicano Donald Trump.

Pero el viaje se produce en medio de la frustración internacional por la caótica retirada estadounidense desde Afganistán, una disputa con Francia por un acuerdo de venta de submarinos a Australia y dudas sobre la capacidad de Estados Unidos de cumplir los objetivos climáticos de Biden mientras los legisladores del Partido Demócrata negocian su multimillonaria agenda legislativa.

Es probable que Biden se reúna con el presidente francés, Emmanuel Macron, mientras los dos líderes se encuentran en Roma.

La visita de Biden al Santo Padre se produce en momentos en que algunos obispos católicos en Estados Unidos han tratado de reprenderlo por su respaldo al derecho al aborto. Biden es un católico que asiste a la iglesia con regularidad. Su esposa, Jill Biden, también asistirá al encuentro con el papa Francisco.