Teherán.- Irán y la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) acordaron este domingo siete nuevos puntos de cooperación para mejorar la transparencia del controvertido programa nuclear iraní, que deberán aplicarse antes del próximo 15 de mayo.

Este nuevo acuerdo alcanzado entre Teherán y la agencia de Naciones Unidas no incluye una visita a la instalación militar de Parchin, exigida desde 2012 al sospecharse de que albergaba ensayos nucleares, según un responsable iraní.

Las negociaciones de dos días se enmarcaban en una hoja de ruta establecida en noviembre entre la AIEA e Irán, que preveía seis etapas que debía cumplir Teherán de aquí al 11 de febrero, entre ellas la visita de expertos de la agencia a la planta de producción de agua pesada de Arak (oeste) y a una mina de extracción de uranio en Gachin (sur).

" Se acordaron siete nuevos puntos de cooperación con la AIEA", la agencia nuclear de Naciones Unidas, que deben ponerse en marcha antes del 15 de mayo, dijo el embajador iraní en la AIEA, Reza Najafi, a la agencia Isna.

Una declaración común, cuyo texto integral no transcendió, debe precisar los siete puntos acordados por las dos partes para responder a las cuestiones de la agencia sobre la naturaleza del controvertido programa nuclear iraní.

El director general de la AIEA, Yukiya Amano, presentará los detalles del acuerdo ante la junta de gobernadores de este organismo, según un comunicado citado por la agencia oficial Irna.

Najafi precisó que el acuerdo prevé una visita a la mina de uranio de Saghand y a la fábrica de producción concentrada de uranio ("yellow cake") de Ardakan (centro).

El portavoz de la Organización Iraní de la Energía Atómica (OIEA), Behruz Kamalvandi, dijo que la declaración común precisa que Irán "cumplió con sus compromisos".

"Esperamos que, en el clima actual de cooperación (...), el director general de la AIEA presente un acuerdo positivo ante la junta de gobernadores", añadió.

Behruz Kamalvandi indicó, asimismo, que "no está previsto que los expertos de la AIEA se reúnan con los científicos" nucleares iraníes.

CUESTIÓN ARMAMENTÍSTICA NO EVOCADA

En virtud del anterior acuerdo, los expertos de la agencia internacional visitaron el 8 de diciembre la fábrica de producción de agua pesada de Arak.

Este lugar proporcionaría en teoría a Irán plutonio para la fabricación de una bomba atómica, como alternativa al enriquecimiento de uranio.

El jefe de la OIEA, Ali Akbar Salehi, afirmó esta semana que Irán estaría dispuesto a realizar "algunas modificaciones en los planos (del reactor) para producir menos plutonio", si bien insistió que se trata de un reactor de investigación.

Las actividades nucleares iraníes han sido el meollo de las inquietudes internacionales estos diez últimos años. Algunos países occidentales e Israel temen que oculten un apartado militar a pesar de los innumerables desmentidos de Teherán.

La AIEA intenta determinar si Irán ha intentado dotarse de una bomba atómica antes de 2003 o más tarde.

Yuyika Amano dijo a la AFP en enero que había llegado el momento de abordar este tema altamente sensible.

"Deseamos ciertamente incluir las cuestiones (relativas) a la posible dimensión militar en las próximas etapas", declaró el director de la AIEA.

Sin embargo, un miembro del equipo de negociadores iraníes dijo a Isna que "no se evocaron las cuestiones armamentísticas y de defensa, y la delegación de la AIEA no preguntó sobre ello".

La agencia reprocha desde hace muchos años a Irán su falta de cooperación, que alimenta las dudas sobre los objetivos de su programa nuclear.

Las discusiones con la AIEA tuvieron lugar en paralelo con las mantenidas con las grandes potencias, que a finales de noviembre dieron el acuerdo de Ginebra por el que Teherán suspendió el enriquecimiento de uranio al 20% y congeló a nivel actual sus otras actividades nucleares, a cambio de una suspensión parcial de las sanciones occidentales.

La respuesta de Irán a los requisitos de la Agencia es esencial en estas últimas negociaciones ya que la AIEA está encargada de supervisar las medidas previstas por el acuerdo de Ginebra.

mac