Manama. El gobierno iraní confirmó que superó el límite de almacenamiento de uranio poco enriquecido permitido en un acuerdo nuclear firmado en el 2015 entre Irán y las potencias mundiales, porque Europa no ha mitigado el impacto de las sanciones impuestas por Estados Unidos. Este nuevo movimiento podría aumentar la fricción existente entre Teherán y Washington.

El Organismo Internacional de Energía Atómica, entidad de control nuclear de las Naciones Unidas, confirmó que las reservas de uranio poco enriquecido de Irán superaron este lunes el límite de 300 kilogramos permitido por el acuerdo.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, puntualizó que la medida era “reversible”, pero advirtió que Irán puede seguir reduciendo su compromiso con el Plan de Acción Integral Conjunto si Europa no toma las medidas necesarias para defender la otra parte del acuerdo.

Irán había amenazado en repetidas ocasiones con cruzar el límite establecido en el acuerdo para su arsenal de uranio poco enriquecido a menos que recibiera algún alivio de las sanciones, argumentando que se ha visto limitado por el acuerdo y que no ha podido cosechar los beneficios.

Una infracción iraní del límite de almacenamiento no lo acerca mucho a la construcción de un arma nuclear, pero asestó un nuevo golpe al acuerdo. La reserva de uranio enriquecido a 3.67% es adecuada para su uso como combustible en plantas de energía nuclear, pero está muy lejos del nivel de grado de armamento de más de 90% necesario para el material fisionable en una bomba nuclear.

Una salida más seria del acuerdo podría venir el 7 de julio, los funcionarios iraníes advirtieron que aumentarían el enriquecimiento del uranio más cerca de la categoría de armas.