Irán dijo este jueves 7 de enero que va a protestar ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, después de que un bombardeo saudita en Yemen afectara las inmediaciones de su sede diplomática en la capital del país.

"Durante un bombardeo de Arabia Saudita contra Saná, un cohete cayó cerca de nuestra embajada y desafortunadamente uno de nuestros guardias fue gravemente herido", dijo a la agencia oficial IRNA el viceministro iraní de Relaciones Exteriores, Hosein Amir Abdolahian.

NOTICIA: No se responde a las críticas cortando cabezas: Rohani

"Arabia Saudita es responsable de la seguridad de nuestros diplomáticos y de nuestra embajada en Saná", agregó, en referencia a que el país lidera la coalición árabe que interviene en el conflicto en Yemen, en apoyo de las tropas del gobierno de Abd Rabo Mansur Hadi.

Irán, que apoya la rebelión chiita en Yemen, acusó este jueves a la aviación saudita de haber bombardeado "deliberadamente" su embajada en Saná, causando varios heridos.

NOTICIA: Crisis en países de Medio Oriente se profundiza

Tras el bombardeo, Teherán decretó la prohibición de la entrada en su territorio de productos sauditas, mientras que Riad no ha comentado el incidente.

FOTOGALERÍA: Arabia Saudita e Irán, el primer conflicto internacional del 2016

El viceministro también desmintió las acusaciones de Baréin, que afirmó haber desmantelado una célula "terrorista" vinculada a Irán y al grupo libanés Hezbolá. "No hay ningún vínculo entre este escenario montado y la República Islámica de Irán", dijo Abdolahian.

rarl