Buzos de Indonesia han recuperado un total de 59 cuerpos de las 162 personas a bordo del avión de AirAsia, que se estrelló hace casi un mes en el mar de Java, tras encontrar hoy seis nuevos cadáveres cerca del lugar donde se encuentra el fuselaje.

Los cuerpos -cuatro de mujeres y dos de hombres- se encontraban sujetados a sus asientos con el cinturón de seguridad cerca de la sección principal de la aeronave, informó Suryadi Bambang Supriyadi, director de operaciones de la Agencia Nacional de Búsqueda y Rescate.

Precisó que los restos de las víctimas, que llevaban sus documentos de identificación, carteras y tarjetas de crédito, fueron trasladados por aire a Pangkalan Bun, la ciudad más próxima al lugar del accidente, según el diario Jakarta Globe.

La operación internacional que coordina Indonesia ha recuperado hasta la fecha los cadáveres de 59 de las 162 personas que viajaban a bordo de la aeronave de AirAsia, que viajaba el 28 de diciembre de la ciudad de Surabaya, la segunda mayor ciudad de Indonesia, hacia Singapur.

Los rescatistas siguen intentando reflotar una gran pieza del fuselaje que pertenece a la cabina del avión, pero que está a una profundidad de 30 metros.

Debido a tormentas y escasa visibilidad submarina, los buzos no han podido ingresar a los restos donde se cree que estaría la mayoría de las víctimas, además dificultan los intentos de reflotar la parte principal del avión desde el fondo del mar.

Está muy oscuro, la visibilidad es limitada, por lo que nuestros equipos de buzos no pueden entrar , dijo a la prensa el contraalmirante Widodo, comandante de la flota occidental de la Armada, a bordo del barco de guerra KRI Banda Aceh.

Widodo agregó que l os equipos de rescate esperan colocar bolsas de aire gigantes al fuselaje para reflotarlo para mañana viernes.

Las autoridades de la aviación civil indonesia presentarán el próximo 28 de enero un informe preliminar del accidente tras el estudio de las cajas negras, en cumplimiento con la regulación internacional de que el reporte debe ser entregado dentro de los 30 días posteriores a la tragedia.

El reporte final de la investigación, que será hecho público, debe ser entregado en un periodo de un año desde el momento del accidente.

mrc