Londres. El gobierno británico anunció el día de ayer que los participantes en fiestas ilegales, en el actual confinamiento contra el coronavirus, podrán ser multados con hasta 6,400 libras (8,800 dólares) en caso de reincidencia.

Reino Unido es el país más castigado de Europa por la pandemia de Covid-19, contabilizando 94,580 muertos -1,290 en las últimas 24 horas-, y vive su tercer confinamiento que incluye el cierre de escuelas.

La ministra del Interior, Priti Patel, denunció el jueves en rueda de prensa que "hay una pequeña minoría que se niega" a respetar las restricciones por lo que anunció un endurecimiento de las sanciones.

"La próxima semana introduciremos una nueva multa de 800 libras para los participantes en fiestas privadas, que se duplicará por cada reincidencia hasta un máximo de 6,400 libras", afirmó la funcionaria.

Las sanciones se aplicarán a los asistentes que participen en reuniones de más de 15 personas en un local privado.

"Este comportamiento irresponsable es una gran amenaza para la salud pública. No sólo para los presentes en estos actos, sino también para nuestros formidables policías que intervienen para detenerlos", declaró Patel.

Vacuna

En dos días, la policía impuso en Londres más de 140 multas por un total de 39,000 libras por infracciones a las reglas del confinamiento, entre ellas una fiesta con 40 personas en Brick Lane.

El gobierno de Boris Johnson, muy criticado por sus políticas erráticas contra el virus, centra su estrategia en una campaña de vacunación masiva. Casi cinco millones han recibido la primera dosis.