Washington. El general Mark Milley, jefe del Estado Mayor conjunto, ordenó a sus colaboradores no actuar inmediatamente en caso de que Trump diera algún paso para usar el arsenal nuclear y, además, llamó a un general chino para tranquilizar a Pekín, escribieron los periodistas Bob Woodward y Robert Costa en un libro de inminente aparición.

El periódico The Washington Post, donde ambos trabajan, y la cadena de noticias CNN publicaron el martes pasajes de Peril ("Peligro") que muestran a Milley organizando al Pentágono y a la comunidad de inteligencia para resistir cualquier eventual paso de Trump para escalar las tensiones con China tras perder las elecciones de noviembre de 2020.

Milley llamó dos veces a su homólogo chino, el general Li Zuocheng: el 30 de octubre, días antes de las elecciones, y el 8 de noviembre, dos días después de que partidarios de Trump asaltaran el Congreso de Estados Unidos.

"General Li, quiero asegurarle que el gobierno estadounidense es estable y todo funciona bien", dijo Milley en su llamada de octubre, escribieron los autores del libro.

"No vamos a atacar ni emprender ninguna operación cinética contra ustedes", dijo Milley.

Milley hizo su segunda llamada a Li luego de que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, lo telefoneara para hablar sobre el estado mental de Trump y su rechazo a admitir la victoria de Joe Biden en las elecciones.

Woodward y Costa obtuvieron una transcripción de la llamada de Pelosi.

"¿Qué precauciones están disponibles para evitar que un presidente inestable inicie hostilidades militares o acceda a los códigos de lanzamiento y ordene un ataque nuclear", preguntó Pelosi.

"Si ni pudieron detenerlo de asaltar al Capitolio, ¿quién sabe qué más puede hacer?" añadió.

"Está loco. Ud sabe que está loco ... y lo que hizo ayer es una prueba más de su locura".