Un terremoto de 7.6 en la escala de Richter que ocurrió a las 11:22 horas locales en la zona sur del país provocó la evacuación de 5,000 personas de las zonas costeras, ante la eventualidad que ocurriera un tsunami por el fuerte movimiento telúrico, el que se relaciona con la interacción de las placas de Nazca y Sudamericana.

El director de la Oficina Nacional de Emergencia, Ricardo Toro, descartó víctimas producto del sismo, pero sí dejó daños en caminos de las regiones de Los Lagos (1,000 kilómetros al sur de Santiago) y Aysén (2,280 kilómetros al sur de la capital chilena).

El epicentro fue a 67 kilómetros al noroeste de la localidad de Melinka, en la región de Aysén.