Paris. Luego de más de dos décadas de intentarlo, Francia aparentemente por fin ha encontrado un cliente extranjero para su avión de combate Rafale al llegar a un acuerdo de 11,000 millones de dólares con India, para la entrega de 126 aviones y una pesada transferencia de tecnología, anunció ayer el gobierno francés.

La elección de los Rafale por India fue aclamada como una victoria para tratar de salvar la vida comercial de Dassault Aviation, una empresa privada que desarrolló el avión en la década de 1980, pero hasta ahora sólo había logrado venderlo a la Fuerza Aérea francesa.

Francia está encantada por la decisión del gobierno de la India , anunció un comunicado desde el Palacio del Elíseo. Las negociaciones del contrato comenzarán en breve con el total apoyo de las autoridades francesas .

La decisión de India de entrar en negociaciones exclusivas significa que, si tienen éxito, 18 aviones serán construidos en las plantas de Dassault en Francia y 108 en la India. En este sentido, la transferencia de tecnología que parecía ser una parte importante de la oferta refleja el deseo de la India para mejorar su industria aeronáutica, así como dotar a su Fuerza Aérea con aviones de combate modernos.

El versátil Rafale, que entró en servicio con la Fuerza Aérea francesa en el 2006, se desplegó exitosamente durante la intervención militar de la OTAN en Libia el año pasado, una operación en la que Francia y Gran Bretaña llevaron a cabo la mayoría de los ataques aéreos.