París. François Fillon, el candidato a la presidencia francesa del partido conservador Los Republicanos, fue inculpado en un caso de empleos presuntamente ficticios, lo que complica aún más su campaña marcada por varios escándalos y a tan sólo 40 días de los comicios.

La candidatura de Fillon, hace poco favorito para ocupar el Elíseo, se tambalea desde que en enero la prensa reveló que su esposa, Penelope, y dos de sus hijos cobraron cerca de 1 millón de euros brutos como asistentes parlamentarios.

Los jueces que investigan este caso inculparon a Fillon el martes, un día antes de lo previsto, por malversación de fondos públicos, informó una fuente judicial.

La comparecencia se avanzó para que se lleve a cabo en condiciones serenas , explicó Antonin Lévy, el abogado del ex primer ministro.

Fillon, que asegura haber respetado la ley, se negó a responder a las preguntas de los jueces, pero leyó una declaración en la que reiteró que el empleo de su mujer y de sus hijos no fue ficticio .

Su inculpación llega en muy mal momento, cuando faltan apenas 72 horas para que se cierre el plazo para presentar las firmas necesarias para formalizar las candidaturas a las elecciones presidenciales a dos vueltas del 23 de abril y del 7 de mayo.

Viaje a Las Vegas

La Fiscalía de París ha abierto una investigación al candidato presidencial Emmanuel Macron por supuesto favoritismo en la organización de una velada en la que éste se reunió con empresarios franceses en Las Vegas cuando era ministro de Economía, dijeron este martes a Efe fuentes judiciales.

Macron, antes de la noticia, era el favorito para ganar las elecciones.