La elección presidencial de este 2016 en Estados Unidos parece sentar un precedente en cuanto a la influencia que tuvieron las redes sociales como Facebook y Twitter en la opinión pública, frente a los medios de comunicación tradicionales. De acuerdo con un reciente estudio del Pew Research Center, más de 40% de los adultos estadounidenses utiliza Facebook como su principal fuente de noticias.

NOTICIA: Trump prepara primeros anuncios sobre su gabinete

Pero, como afirma Julie Bort de Business Insider, Facebook y su algoritmo de noticias está ajustado para mostrarte lo que te gusta. No distingue entre los hechos y la ficción .

Facebook ha reportado que 115.3 usuarios produjeron más de 700 millones de posts, likes y comentarios acerca de la elección, según información de Los Angeles Times. De toda esta inmensa cantidad de contenido, buena parte incluye información falsa o poco precisa sobre los candidatos y sus respectivas campañas, la cual afectó la percepción de la gente sobre las promesas y el carácter de Donald Trump y Hillary Clinton.

Buzzfeed reportó la semana pasada la existencia de un grupo de personas en la localidad de Macedonia, Ohio, que ganaron entre 3,000 y 5,000 dólares mensuales al crear noticias falsas en contra de Hillary Clinton, de acuerdo con TechCrunch.

NOTICIA: Alemania prevé incertidumbre económica global tras la victoria de Trump

Una de estas historias, cuyo titular era Hillary Clinton en el 2013: Me gustaría ver a personas como Donald Trump contender por la Oficina; ellos son honestos y no pueden ser comprados obtuvo tres veces más interacciones en Facebook que la noticia sobre la declaración de impuestos de Trump publicada por The New York Times, según información de Los Angeles Times.

Estas historias moldean la opinión pública , explicó Ed Wasserman, decano de la Escuela de Periodismo de la Universidad de California Berkeley, de acuerdo con información de Bloomberg. Para el profesor, el candidato republicano pudo hacer llegar su mensaje sin los controles de calidad usuales del periodismo. Tienes a muchos medios de comunicación con mucha influencia sin tener en realidad ningún tipo de autoridad. Y los medios que hablan con autoridad, esa autoridad que se deriva de una cuidadosa revisión de los hechos, no tuvieron influencia , indicó.

Incluso el presidente de Estados Unidos Barack Obama habló acerca de este asunto, para intentar limitar el impacto que estaban teniendo estas noticias entre la gente en contra de Hillary Clinton: si sólo repiten lo suficiente los ataques, y lanzan mentiras una y otra vez, mientras esté en Facebook y la gente pueda verlo (...), la gente empieza a creerlo. Y crea esta nube de polvo de tonterías ", según Los Angeles Times.

De acuerdo con el diario estadounidense, muchos periodistas se han pronunciado porque Facebook debe responsabilizarse más por el contenido que se difunde a través de su timeline ahora que ostenta la influencia que antes recaía sobre los periódicos y las agencias de noticias.

NOTICIA: El contrato de Donald Trump: promesas de campaña

La respuesta de Facebook

Sin embargo, Facebook ha advertido que no puede responsabilizarse completamente de los contenidos que se difunden en su red, debido a que no son una compañía de medios: Somos una compañía tecnológica. No somos una compañía de medios. Cuando piensas en una compañía de medios, sabes, la gente está produciendo contenidos, está editando contenidos, y nosotros no hacemos eso , dijo el CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, de acuerdo con Business Insider.

Pero la red social ha tomado algunas medidas para no ser acusados de irresponsabilidad frente al contenido que se difunde a través de su red. Este año, por ejemplo, Facebook dejó de contar con curadores de información humanos y delegó este trabajo a un algoritmo, según Los Angeles Times. Además, durante este verano, la compañía tecnológica modificó este algoritmo para que entregara más contenido de los contactos cercanos de sus usuarios y menos noticias.

En un comunicado sobre las elecciones estadounidenses difundido por Bloomberg, un representante de Facebook advirtió que mientras la compañía había jugado su papel en estos comicios, la red social sólo fue una parte de las muchas fuentes de información a las que las personas accedieron.

Dos días después del triunfo de Trump, Adam Mosseri, vicepresidente de Productos Noticiosos de Facebook, publicó un comunicado: Tomamos la desinformación en Facebook muy seriamente. Valoramos la comunicación auténtica, y escuchamos constantemente de aquellas personas que utilizan Facebook que prefieren no ver información falsa (...) Estamos comprometidos en continuar trabajando en este problema y mejorar las experiencias en nuestra plataforma , según información de TechCrunch. Lo que demuestra que en nuestro vecino del norte también es común tapar el pozo después de ahogado el niño.

NOTICIA: 10 tuits que exhiben el odio tras el triunfo de Trump

[email protected]