Un panel de expertos en salud designado por el gobierno de Estados Unidos votó el martes respaldando la píldora anticovid de Merck para pacientes adultos de alto riesgo que estén dentro de los cinco días de haber experimentado los primeros síntomas. 

La votación, que tuvo lugar durante una jornada de discusiones transmitidas en directo, estuvo reñida, con 13 votos a favor y 10 en contra. La recomendación de este panel es consultiva y la decisión final recae en la agencia estadounidense de medicamentos FDA.

El tratamiento antiviral de Merck, molnupiravir, era muy esperado porque es fácil de administrar, basta tomar una pastilla en casa dentro de los cinco días posteriores a la aparición de los síntomas de Covid-19

"Esta es la primera oportunidad de que un tratamiento oral esté disponible" fuera del hospital para los casos leves a moderados de la enfermedad, remarcó David Hardy, miembro del comité que se pronunció a favor de la autorización de emergencia. 

Sin embargo, varios expertos, incluidos los que votaron a favor de permitir el tratamiento, calificaron la decisión de "difícil". 

Les preocupaba particularmente que su efectividad se ha reducido al 30% contra hospitalizaciones y muertes, según documentos publicados el viernes, tomando el número total de participantes en el ensayo clínico. 

Los resultados preliminares de solo una parte de los participantes sugerían inicialmente una efectividad del 50 por ciento.

Los expertos también han expresado su preocupación sobre la posibilidad de que el tratamiento pueda introducir nuevas mutaciones no deseadas del virus, creando nuevas variantes, como resultado de la tecnología que usa Merck. 

"Creo que el efecto general (del tratamiento) en la población total del ensayo es, en el mejor de los casos, modesto", advirtió el miembro del comité Sankar Swaminathan al explicar su voto en contra de la recomendación. 

"El riesgo de los efectos mutagénicos (...) no está firmemente establecido ni caracterizado", agregó. 

Muchos expertos también han considerado que las mujeres embarazadas deberían evitar tomar este tratamiento, o al menos favorecer otros como los anticuerpos sintéticos cuando estén disponibles.