Las autoridades de inmigración de Estados Unidos planean lanzar el domingo una gran operación destinada a deportar a familias recién llegadas que se encuentran ilegalmente en el país, informó el  diario Washington Post citando a tres funcionarios estadounidenses que no identificó.

Se espera que la operación involucre hasta 2,000 familias que enfrentan órdenes de deportación en unas 10 ciudades de Estados Unidos como Houston, Chicago, Miami y Los Ángeles, según el Post.

"Debido a la sensibilidad de la policía, la seguridad y protección del personal de la Oficina de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE), la agencia no ofrecerá detalles de las operaciones relacionadas antes de que concluyan", comentó ICE, la agencia encargada de los migrantes.

En una conferencia telefónica con periodistas a principios de esta semana, Mark Morgan, director interino de Inmigración y Control de Aduanas, dijo a reporteros que la agencia apuntaría a familias que habían recibido una orden de expulsión de un tribunal de inmigración.

Morgan añadió que ICE quería deportar a familias que recientemente habían llegado ilegalmente a Estados Unidos para desalentar la llegada de más centroamericanos.

La cantidad de migrantes detenidos que cruzan la frontera entre Estados Unidos y México aumentó en mayo al nivel más alto desde 2006.

El Departamento de Seguridad Nacional no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

El gobernador de Texas dijo que el estado está desplegando 1,000 efectivos de la Guardia Nacional en la frontera después de que dijo que más de 45,000 personas fueron detenidas cruzando ilegalmente en las últimas tres semanas.