Minneapolis. UNA MASA de aire gélido hizo descender ayer las temperaturas en todo el Medio Oeste de Estados Unidos y se dirigió a la zona de Washington, donde los meteorólogos manifestaron que los termómetros podrían caer durante la noche hasta 22.1 grados Celcius.

La sensación térmica en Duluth, Minnesota, fue de 48°C bajo cero. Mucho más al sur, en Huntsville, Alabama, el termómetro marcó 10°C bajo cero.

Las escuelas en Chicago y en todo Minnesota -jurisdicciones que se enorgullecen de su robustez y resistencia al frío- fueron cerradas ayer. Las temperaturas fueron tan bajas -30°C bajo cero en Minneapolis, 24°C bajo cero en Chicago y 22°C bajo cero en Indianapolis- que los funcionarios de estos estados cerraron los parques locales y advirtieron que la piel expuesta podría congelarse, que los sellos de las llantas podrían filtrar aíre y la sal de roca haría poco, en todo caso, para derretir el hielo en las calles y las aceras.

El tráfico fue muy ligero en las carreteras y autopistas de Minneapolis. No obstante, el flujo de peatones fue vivaz dentro de los 12 kilómetros de pasos elevados con clima controlado, que conectan los edificios de gran altura en la zona centro de la ciudad.

Si uno ha vivido aquí toda su vida, sonríe y aguanta; o bien, toma unas vacaciones , expuso Keith Rolfzen, del sur de Minneapolis. En días como éste, nosotros los minneapolitanos agradecemos mucho nuestros skyways .

El Servicio Meteorológico Nacional en el área metropolitana de Minneapolis–Saint Paul tuiteó el domingo que los meteorólogos por primera vez estaban utilizando la designación especialmente peligroso para denotar una advertencia sobre la sensación térmica. La frase es más comúnmente utilizada para describir tornados o huracanes severos.

Jason Samenow, meteorólogo jefe del blog Capital Weather Gang de The Washington Post, indicó que el vórtice polar responsable de la masa de aire frío traerá algunas de las temperaturas más bajas en décadas.

El Servicio Meteorológico Nacional de EU pronosticó que hoy en la mañana, alrededor de 2.4 millones de kilómetros cuadrados -la mitad de los 48 estados meridionales, incluidas ciudades como Little Rock, Atlanta, Richmond y el Distrito de Columbia- tendrán sensaciones térmicas bajo cero.

En el Aeropuerto Internacional O’Hare de Chicago, 1,200 vuelos -alrededor de la mitad del tráfico total- fueron cancelados a partir de la tarde del domingo a causa de una gran tormenta de nieve, según la página de rastreo de vuelos FlightAware. Aeropuertos en St. Louis e Indianapolis también cancelaron cerca de la mitad de sus salidas y aterrizajes programados el domingo por la tarde, de acuerdo con estimaciones del mismo sitio. Ayer se reportaron numerosos retrasos y cancelaciones.

Alrededor de la región de Washington DC, la actividad se centró en prepararse para el frío. Una advertencia de sensación térmica se emitió para toda la zona.

Aunque los termómetros leían 4.4°C la madrugada del lunes, los meteorólogos advirtieron que las temperaturas bajarían a 17.7°C bajo de cero, durante la noche.