Madrid.- España introduciría medidas adicionales para alcanzar su objetivo de reducir el déficit público al 3% del PIB en el 2013, si la ejecución presupuestaria presenta desviaciones con respecto a lo previsto para el 2011, dijo la ministra de Economía.

"Tenemos un compromiso firme de llegar a un déficit del 6% del PIB en 2011 para el conjunto de las administraciones públicas", dijo la ministra Elena Salgado, tras una reunión de los ministros europeos de Finanzas en Luxemburgo.

"Si hay alguna desviación, tomaremos las medidas necesarias para alcanzar ese objetivo. Pero en este momento, nosotros entendemos que hemos presentado medidas (...) que nos permiten cumplir ese objetivo", afirmó.

El Parlamento español validó recientemente un decreto para cumplir con la exigencia europea de reducir adicionalmente los gastos públicos en 15,000 millones de euros en 2010 y 2011, para acelerar el objetivo de reducir el déficit en el 2013 al 3% del Producto Interno Bruto, tal como lo establecen las reglas de la Unión Europea.

La ministra señaló también en una entrevista con una radio española que el Gobierno considera necesaria una reforma del actual sistema de pensiones.

Pensiones, reforma necesaria

El presidente de los ministros de Finanzas de la zona euro, Jean-Claude Juncker, dijo el lunes que España y Portugal "están trabajando para tomar medidas adicionales si es necesario para alcanzar los objetivos (de déficit) de 2011".

Salgado también salió al paso de los comentarios sobre la presión de la UE para emprender una reforma del sistema público de pensiones y dijo que era una reforma "necesaria".

"Es una reforma de las pensiones que es necesario hacer, está en todos los informes internacionales y también de la Comisión Europea desde hace ya muchos años, también en los nuestros propios, pero es una reforma que tenemos tiempo para hacer", señaló en la entrevista con la radio Cadena Ser.

Salgado indicó que el Gobierno envió una propuesta para reformar el sistema de pensiones al Pacto de Toledo, del que espera una primera respuesta en las próximas semanas.

"Es deseable que antes incluso del verano pudiera haber una primera evaluación del Pacto de Toledo y continuar trabajando", dijo Salgado.

A principios de este año el Gobierno presentó una propuesta para ampliar obligatoriamente la edad de jubilación hasta los 67 años desde los 65 años y sugirió la necesidad de modificar otros aspectos del sistema actual de pensiones para garantizar su viabilidad.

No obstante, Salgado afirmó que el sistema de pensiones no corre peligro a corto plazo.

"Hasta los años 35-40 nuestro sistema de pensiones no tiene ningún riesgo, pero cuanto antes se comience, más tiempo habrá de hacerla (la reforma de las pensiones) de manera gradual", indicó.

En vísperas del cierre de una controvertida reforma laboral -previsiblemente la semana próxima-, economistas y analistas se preguntan si el Gobierno español será capaz de revisar un sistema de pensiones que puede comprometer la estabilidad presupuestaria del país a mediano y largo plazo.

El denominado "Pacto de Toledo", conformado por los distintos grupos políticos parlamentarios, establece desde 1995 las líneas de actuación y de reforma a introducir en el sistema de pensiones contributivo.

Cajas de ahorro

La titular de Economía reiteró que la reestructuración del sistema financiero español estará completada a finales de este mes tal y como está previsto en el calendario del Banco de España.

"Antes del final de junio las cajas de ahorro que tengan que participar en procesos de fusión los habrán anunciado y, por tanto, en ese día, el gobernador del Banco de España (...) podrá certificar que el proceso de reestructuración de nuestro sistema financiero y cajas de ahorro ha terminado", señaló.