París. A dos semanas de realizarse la primera vuelta de la elección presidencial francesa, el candidato de la izquierda radical, Jean-Luc Mélenchon, y el de la derecha, François Fillon, realizaron mítines con la esperanza de llegar a la segunda ronda.

Según las últimas encuestas, el centrista proeuropeo Emmanuel Macron y su rival de extrema derecha, Marine Le Pen, antinmigración y antieuro, se calificarían el 23 de abril para la segunda vuelta del 7 de mayo, pues lideran los sondeos con 23% de intención de votos cada uno.

Ambos están, sin embargo, en ligera baja en los sondeos, a diferencia de Jean-Luc Mélenchon, apoyado por los comunistas, que registra una espectacular progresión en los últimos días. Ello le permite emparejarse con el candidato de la derecha, François Fillon, en torno a 19% de la intención de voto en la primera vuelta.

Mélenchon gana simpatía ?en el electorado

La irrupción de Jean-Luc Mélenchon entre los favoritos para disputar la presidencia altera todos los pronósticos y genera dudas entre los favoritos. ¿Y si el sprint final de la primera vuelta se disputara entre cuatro? , se pregunta este domingo el semanario francés L’Obs.

Mélenchon, de 65 años, que aboga por la ruptura con los tratados de la Europa liberal , saludó este domingo este nuevo entusiasmo en torno a su campaña ante una muchedumbre de miles de personas congregadas al aire libre ante el puerto de Marsella , al sur de Francia.

Por su parte Fillon afectado por un escándalo de presuntos empleos ficticios que otorgó a su esposa y a dos de sus hijos, que le ha hecho perder la condición de gran favorito congregó a miles de fieles en París.

Recuperar la confianza ?de los votantes

Fillon, adalid de las reformas liberales, intenta llamar a sus electores a la movilización y mostrar la unidad de la derecha, que estuvo al borde de la implosión tras conocerse los escándalos que empañan su campaña.

Tanto Fillon como Mélenchon intentan llegar a la segunda vuelta y desmentir así los sondeos que no los clasifican como punteros.

La clave: abstencionistas ?e indecisos

Entretanto, el número de indecisos nunca ha sido tan elevado como ahora en Francia, a pocos días de los comicios. Uno de cada tres franceses no ha decidido aún por quién votará, o puede aún cambiar de voto.

Esa indecisión récord complica el trabajo de los institutos de sondeos, bajo la lupa tras la incapacidad de sus homólogos anglosajones en anticipar el voto por Donald Trump y a favor del Brexit.

La abstención llega a 34%, cifra sin precedentes en la Francia moderna. Además, 36% dice que podría cambiar su voto, según un sondeo de Ipsos.