París.- Emmanuel Macron, un ex banquero que defiende la integración europea, fue elegido el domingo presidente de Francia, dejando en el camino a la nacionalista de extrema derecha Marine Le Pen y fortaleciendo al euro.

La rotunda victoria del centrista, que también erosionó el dominio de los principales partidos políticos franceses, es un enorme alivio para los aliados europeos que temían otro triunfo populista tras el referendo del año pasado que desencadenó el Brexit y la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Datos del ministerio del Interior mostraban que con 40 millones de votos contados Macron tenía un 64.16% de los sufragios. Tres proyecciones mostraron que Macron venció con cerca de un 65% de los votos frente al 35% de Le Pen, una brecha mayor de lo esperada.

A pesar de todo, fue un desempeño histórico para el Frente Nacional de Le Pen, un partido cuyas políticas antiinmigración lo habían convertido hasta hacía poco en un paria de la política francesa. El resultado mostró la profundidad de las divisiones que tendrá que enfrentar Macron.

NOTICIA: Sondeos en Francia dan como ganador a Macron

"Conozco las divisiones en nuestra nación, lo que llevó a algunos a votar por los partidos extremistas. Los respeto", dijo Macron, de 39 años, en un discurso en la sede de su comando de campaña.

"Sé sobre el enojo, la ansiedad, las dudas que muchos de ustedes también expresaron. Es mi responsabilidad escucharlos. Trabajaré para recrear el vínculo entre Europa y sus pueblos, entre Europa y los ciudadanos", agregó.

El desafío inmediato de Macron, que renunció dos veces al gobierno del presidente Francois Hollande, será asegurar una mayoría en la elección parlamentaria del mes próximo para "En Marche!", su movimiento político que apenas tiene un año, a fin de poder implementar su programa de Gobierno.

El presidente Francois Hollande dijo que el resultado "confirma que una gran mayoría (...) quería unirse alrededor de los valores de la República y mostrar su compromiso con la Unión Europea". Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, dijo por su parte que estaba encantado por el resultado y Trump también expresó sus felicitaciones.

NOTICIA: París no es la Francia de Marine Le Pen

El euro superó el lunes los 1.10 dólares por primera vez desde las elecciones de Estados Unidos y subió a un máximo de un año contra el yen después de conocerse datos preliminares que apuntaban a la victoria de Macron.

Le Pen felicitó a Macron, que se convertirá en el líder más joven de Francia desde Napoleón, y dijo que los franceses votaron por la continuidad, pero que el escenario político galo quedó dividido entre patriotas y globalistas.

"Me gustaron su juventud y su visión desde el principio. Representa el cambio que siempre quise desde que llegué a Francia en 1985, apertura, diversidad, sin estigmatizar a nadie. Voté por la izquierda en el pasado pero me decepcionaron", dijo Katia Dieudonné, una inmigrante de 35 años de Haití que llevó a sus dos hijos al acto de Macron tras la victoria afuera del museo del Louvre en el centro de París.

La principal mezquita de París dijo que la elección de Macron era una señal de reconciliación entre las religiones francesas y una esperanza para los musulmanes galos.

NOTICIA: Obama respalda a Macron en la elección presidencial francesa

En tanto, el ex candidato de la extrema izquierda Jean-Luc Melenchon advirtió que el próximo presidente planea una guerra contra el sistema social de Francia y llamó a sus votantes a movilizarse contra el ex banquero en las elecciones parlamentarias.

Además, los principales sindicatos del país lanzaron advertencias sobre la victoria y uno de los gremios convocó a una manifestación para el lunes.

mfh