El embajador de México en Washington, Gerónimo Gutiérrez, confió en que el próximo gobierno continuará la cooperación con Estados Unidos, pero podría estar menos inclinado a ello si se percibe un deterioro del ambiente político de la relación bilateral.

“Si la percepción en México, de que el ambiente político general de la relación continúa deteriorándose, el próximo gobierno, cualquier gobierno, estará menos inclinado a cooperar no porque no quiera cooperar, no porque no creamos que es importante, sino simplemente porque el apoyo político será mucho menor y eso debe ser tomado en cuenta”, advirtió.

Durante un foro del Instituto Hudson de Washington, el diplomático mexicano sostuvo que la cooperación bilateral en materia de seguridad es “muy buena” a pesar de un momento político difícil y señaló que se hace porque está en el propio interés nacional mexicano.

Gutiérrez expresó en ese sentido su expectativa de que continúe la cooperación binacional entre el próximo gobierno mexicano y el gobierno estadunidense.

En su evaluación de la relación México-Estados Unidos en los primeros 18 meses de la administración Trump, el diplomático sostuvo que se han registrado avances.

“Estamos en mejor forma que hace año y medio, creo que he contribuido a eso un poquito, junto con el equipo en la embajada”, dijo. Pero desde un punto de vista crítico, Gutiérrez reconoció que en “México nos hemos dormido en nuestros laureles”.

“Tenemos un problema de imagen que debe ser confrontado. Es importante para nosotros estar presentes, trabajar con gobiernos a diferentes niveles, con el Congreso, con el sector empresarial, con organizaciones no gubernamentales, simplemente tener una presencia sistemática”, destacó.

Por otra parte, indicó que en materia económica dentro del equipo del próximo gobierno que encabezará Andrés Manuel López Obrador hay un claro entendimiento de mantener sólidos fundamentos macroeconómicos “y eso es importante”.

“Los mercados son demandantes y por eso debemos continuar, México debe continuar, siendo cuidadoso en posicionar a México como un país atractivo a la inversión financiera, a la inversión extranjera directa. Somos una economía abierta y debemos seguir así”, apuntó.

Sobre las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCAN), reconoció que continuará en el ambiente de incertidumbre hasta que haya una conclusión.

“Las primeras expresiones del gobierno electo son positivas y el peso ha reflejado eso recientemente, y por eso espero que el equipo de transición, como lo ha hecho en el último mes, continuará hablando con los inversionistas institucionales. Siempre debemos ser cuidadosos con eso”, enfatizó.

Asimismo, hizo notar que el virtual presidente electo López Obrador realizó expresiones públicas reconociendo la importancia del comercio internacional y la necesidad de completar el proceso de renegociación del TLCAN tan pronto como sea posible.

De la misma forma, observó que el próximo negociador comercial, Jesús Seade, ha expresado apoyo a lo que ha estado haciendo el actual gobierno mexicano en las negociaciones del TLCAN, específicamente el secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

Por último, Gutiérrez señaló que a México le demoró 30 años hacer instituciones democráticas modernas y estables y que el próximo gobierno operará en un sistema de pesos y contrapesos en las diferentes áreas de gobierno, con una sociedad civil muy demandante.