El nombramiento del exsenador Chuck Hagel para dirigir el Pentágono ha puesto en marcha una muy inusual pelea -al estilo de una campaña- por un puesto en el gabinete considerado durante mucho tiempo por arriba de la política.

Partidarios y opositores recaudan fondos y construyen organizaciones políticas en previsión de un agotador proceso de confirmación por parte del Senado.

Los opositores, liderados por un grupo conservador llamado Comité de Emergencia para Israel, comenzaron a transmitir anuncios comerciales de ataque poco después de que el nombre del republicano de Nebraska saliera a la superficie, semanas atrás, y el lunes lanzaron el sitio web: chuckhagel.com, para exponer su caso en contra de él. El grupo ha puesto en duda el compromiso de Hagel hacia la seguridad del Estado judío y lo acusó de ser blando con Irán.

Por su lado, funcionarios de la Casa Blanca han comenzado una agresiva campaña para introducir al verdadero Chuck Hagel , al reclutar apoyos de alto perfil y ponerse en contacto con críticos potenciales en un esfuerzo por neutralizar a la oposición. Por primera vez desde que su nombre comenzó a sonar, la Casa Blanca utiliza su músculo completo en apoyo de Hagel, expuso una persona familiarizada con el proceso.

En la última semana, la recaudación de fondos se ha convertido en una prioridad para ambas partes, al introducir un nuevo elemento de la política electoral en un ámbito completamente ajeno a esto.

Un grupo de partidarios Hagel, dirigido por Richard Burt, un diplomático de alto rango en la administración Reagan, formó una organización sin fines de lucro y solicitó contribuciones de donantes activos en la política exterior y defensa. Burt expuso que el objetivo era preparar una respuesta pública a lo que dijo era una crítica injusta y asegurarse de que Hagel no sea desestimado antes de ser nominado. Pero una vez que el presidente Obama nombró oficialmente a Hagel el lunes y la Casa Blanca reforzó su defensa del candidato, Burt indicó que su grupo devolverá las donaciones.

Las campañas llegan en medio de la escalada de lo que ya se ha convertido en un aluvión de cartas, artículos de opinión y anuncios impresos y electrónicos.

Los funcionarios del Comité de Emergencia para Israel anunciaron el lunes que aceleran una campaña importante de publicidad en línea, la compra de palabras clave en

Google y la colocación de anuncios en Facebook y Twitter para atraer tráfico a su nuevo sitio web antiHagel.

Las Log Cabin Republicans, un grupo que apoya los derechos gays, compró un anuncio de página completa en The Washington Post del lunes en el que recordaba la aprobación de Hagel en 1996 de la Ley de Defensa del Matrimonio, así como una declaración que hizo en 1998, refiriéndose a un candidato a Embajador como abiertamente y agresivamente gay .