Enrique Martínez y Martínez ha recorrido prácticamente todos los pisos de la política mexicana; sin embargo, su amplio espectro no cubre el diplomático. Desde su nombramiento, el 25 de mayo, ha vivido el proceso de transformación, y recientemente, la muerte de Fidel Castro.

¿Son claros los cambios en Cuba o quizá los sobreestimamos desde México?

Sí son claros. Hay gente que es reticente a aceptar la modernización que está ocurriendo, pero ¿cuánto tiempo hace que no venía un crucero? ¿Cuánto tiempo hace que no venía un presidente de EU? Y ya vino. ¿Cuánto tiempo hace que líneas norteamericanas de aviación no tenían vuelos comerciales? Ahora ya están American Airlines, JetBlue y United. El número de turistas estadounidenses cerrará el 2016 con crecimiento de 100% con respecto al año pasado. No es cosa menor.

México quedó fuera de la negociación diplomática con la que Estados Unidos y Cuba restablecieron relaciones. ¿Nuestro país perdió influencia en la zona?

Tuvimos un enfriamiento (en las relaciones con Cuba) desde aquellos acontecimientos que todos conocen ( comes y te vas , de Vicente Fox a Fidel Castro), y fueron lamentables. El presidente Peña, tan pronto tomó posesión, hizo un relanzamiento de la relación; ha venido tres veces en lo que va de su administración mientras que el presidente Castro estuvo en noviembre pasado en México.

Actualmente se está intensificando nuestra integración comercial y cultural con Cuba. Tenemos 40 proyectos muy interesantes de inversión, uno de ellos ya concretado. En la zona especial de Mariel.

¿En qué sectores están participando empresarios mexicanos en Cuba?

En un lapso de seis meses he estado en tres ocasiones en la zona especial del puerto Mariel. Hay proyectos interesantes de empresas mexicanas que participan en los sectores químico, alimentos y bebidas. Por ejemplo, se están desarrollando plantas de pinturas Devox, y de cárnicos Richmeat. Existen proyectos interesantes de materiales de construcción, energía renovable, empaques y embalaje.

¿Existen inversiones mexicanas en el sector turístico en los últimos meses?

Todavía no se concretan, pero hay varios empresarios mexicanos que tienen intención de invertir en Cuba. La estrategia de los gobiernos de México y Cuba es la de impulsar el turismo multidestino. Por ejemplo, que turistas del mundo que viajen a La Habana y Varadero también lo hagan a Playa del Carmen, visiten nuestras pirámides y nuestras hermosísimas playas que tenemos en el Caribe.

Para lograr la estrategia multidestino, ¿aerolíneas mexicanas están replanteando ampliar vuelos a Cuba?

Están avanzando mucho, ya tenemos 72 frecuencias a las semana. Interjet es la empresa que tiene más vuelos a la Isla.

Estas frecuencias no sólo son desde la Ciudad de México, también existen vuelos a La Habana desde Monterrey, Mérida y Guadalajara.

El de Monterrey, en particular, está teniendo un éxito extraordinario, están prácticamente llenos.

Desde la Ciudad de México ya existen vuelos directos hacia Santa Clara y Varadero. Este incremento de número de vuelos es muy importante.

¿La balanza comercial entre México y Cuba es asimétrica y con bajo volumen?

Queremos que la balanza sea más equilibrada, porque ellos también tienen derecho. En ese momento exportamos 500 millones de dólares e importamos entre 12 y 15 millones de dólares. Les compramos ron, habanos y algo de medicina.

¿Se han incrementado los viajes de ciudadanos cubanos hacia México?

El año pasado se expidieron 15,622 visas; en este año vamos a expedir cerca de 22,000, un crecimiento de 35%. Se dio el brinco a mediados de año, cuando yo llegué.

Le toca a usted la muerte de Fidel Casto. Más allá de desempeñarse como embajador, ¿qué sentimiento tiene por lo que ha visto?

Todos sabemos que el comandante en jefe Fidel Castro estaba prácticamente retirado de la política, pero continuaba siendo un personaje muy cercano a los cubanos. Tengo seis meses (en Cuba), y debo decirte que he encontrado mucho cariño hacia su persona por parte de los cubanos.

La semana pasada fuimos mi mujer y yo a la Plaza de la Revolución a escribir las condolencias en el libro, era impresionante ver a la gente que iba de manera natural, se encontraba genuinamente sentida, se les veía en sus rostros.

Desde que Fidel murió se sintió un vacío, el Malecón estaba solo, se sentía una tristeza profunda.

Fidel fue un hombre controvertido

La vida de Fidel Castro está íntimamente ligada a la historia. Desde luego que hay controversias porque fue un hombre que hizo una revolución y estuvo mucho tiempo en el poder.

Existe disidencia

Claro que hay disidencia, y es una muestra, precisamente, de que hay las libertades, si no hubiera disidencia, se nos haría raro a todos.

Te puedo decir con conocimiento de causa que Cuba es un país en donde se vive muy seguro. Ya quisiéramos otros países del mundo el grado de seguridad que tiene Cuba, el nivel de educación que tiene su gente, y el nivel de salud. No hay sistema perfecto, no hay país que no tenga problemas. Desde luego que hay pobreza, es un país que tiene muchos retos por delante. La gente es culta, la gente es buena, trabaja y habrá que enfrentar lo que viene en el futuro, sobre todo, después del bloqueo económico, no hay que olvidar que ya van casi 60 años de bloqueo.

¿Era necesaria la presencia del presidente Peña Nieto en el funeral en el que participaron personajes poco democráticos como Nicolás Maduro y Daniel Ortega, entre varios más?

Nuestro presidente dio su mensaje de condolencias al pueblo y al gobierno de Cuba que era el objetivo de su visita. Lo hizo con una gran dignidad y sentido de responsabilidad.

¿En el futuro podemos esperar una mejor relación entre México y Cuba?

Por supuesto que sí. El aprecio que tienen los cubanos por México es indiscutible. . No hay un lugar en Cuba donde no aprecien nuestros valores. Les gusta la música mexicana. Debo decirte que aquí hay muchos mariachis con la misma calidad de los que tenemos en México.

Estamos intensificando nuestras relaciones artísticas. Hace menos de 15 días le hicimos un homenaje a Eusebio Real, la organizó la embajada de México. Vino Fernando de la Mora (tenor) al Gran Teatro de La Habana; fue un espectáculo extraordinario.