Quito, Ecu. Los ecuatorianos aprobaron con 64% de los votos suprimir la reelección indefinida en el referendo convocado por el presidente Lenín Moreno para cerrar el paso al poder a su exaliado y antecesor, Rafael Correa.

Según el conteo rápido del Consejo Nacional Electoral, los electores también aprobaron, con 63% de los sufragios, reestructurar el órgano creado por el exgobernante de izquierda para nombrar autoridades de control, lo que en la práctica supone una “descorreización” total del Estado.

Minutos después de conocerse estos resultados preliminares, el presidente, convertido en principal enemigo de Correa, celebró desde el Palacio de Carondelet la “clara y contundente victoria que ha tenido el sí” en las siete preguntas del referendo.

“La confrontación quedó atrás, es hora de volver a abrazarnos”, expresó Moreno, quien sostiene que la consulta servirá para “profundizar la democracia”.

Los votantes también aprobaron por amplia mayoría derogar la ley aprobada por Correa para limitar la ganancia inmobiliaria e inhabilitar a los políticos condenados por corrupción.

Correa, que alega “persecución y hostigamiento” en su contra, acusa a Moreno de querer utilizar esta pregunta del referendo para inhabilitarle por la vía judicial.

Estos resultados preliminares están basados en una muestra de 780,000 votos, sobre los más de 13 millones de votantes. Los resultados definitivos no se esperaban hasta cerca de la medianoche.