El Producto Interno Bruto (PIB) de Argentina se contrajo un histórico 19.1% en el segundo trimestre de 2020 en comparación con el mismo período del año anterior, dijo el martes el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), un indicador sin precedentes.

Se trata del peor trimestre en la historia argentina, según datos oficiales del INDEC.

Es la caída más pronunciada que en cualquier período durante la mayor crisis económica de Argentina en 2002, cuando se hundió un 16.3% en el primer trimestre de ese año. Ese año, el país sudamericano cayó en 'default' y salió de una convertibilidad que ataba al peso uno a uno contra el dólar.

La cifra del organismo al segundo trimestre pasado estuvo ligeramente por debajo con lo esperado por el mercado, ya que un sondeo de Reuters estimaba una caída promedio del 19.9% para el PIB del período abril-junio.

"Está claro que lo que estamos viviendo, el tiempo que nos toca vivir, es un tiempo de emergencia, es un tiempo excepcional. Ninguna de las medidas que hemos tomado (…) son medidas que nos hacen felices, son medidas que la coyuntura nos exige", dijo el presidente Alberto Fernández en un acto al sur de Buenos Aires.

El PIB fue fuertemente afectado por el aislamiento obligatorio dispuesto por el Gobierno ante la pandemia del coronavirus durante ese período, profundizando la recesión económica que soporta Argentina por tercer año.

El Gobierno dispuso desde el 20 de marzo un aislamiento social y obligatorio con el fin de contener la propagación del Covid-19, aunque ha ido flexibilizándolo para reducir el impacto sobre la economía.

"Los 16 sectores de actividad disminuyeron su producción en el segundo trimestre respecto del mismo período del año pasado, pero los que más cayeron fueron hoteles y restaurantes (-73.4%) y otras actividades de servicios comunitarias, sociales y personales (-67.7%)", reportó el ente oficial.

Por otra parte, la medición desestacionalizada del PIB del segundo trimestre, con relación al trimestre previo, arrojó una pérdida del 16.2%.

De esta forma, en la primera mitad del año el PIB acumuló una contracción de 12.6% interanual.

"Solo tenemos dos objetivos que cumplir. Generar más producción y generar más trabajo", enfatizó Fernández.

Tanto el desempleo, la inflación y la devaluación del peso se van afirmando en medio de la dura recesión, según analistas.

El PIB del primer trimestre de 2020 fue corregido a una contracción del 5.2%, desde un informe previo del 5.4 por ciento.