Monterrey.- El Departamento de Estado de Estados Unidos renovó hoy su alerta a connacionales y empleados en consulados a extremar precauciones al viajar por las entidades fronterizas de México, ante la violencia generada por la delincuencia organizada.

En un comunicado, la Oficina de Asuntos Consulares del gobierno estadunidense señaló que 'los ciudadanos de Estados Unidos que viajan por carretera hacia y desde la frontera con Estados Unidos a través de Nuevo León, Coahuila, Durango y Sinaloa, deben tener especial cuidado'.

Esta alerta sustituye a la anterior lanzada por el gobierno estadunidense, el pasado 12 de abril, con relación a los problemas de violencia a inseguridad en las carreteras del norte de México.

Refirió que 'varios tiroteos se han producido sobre todo en el norte de México, incluyendo Ciudad Juárez, Tijuana, ciudad de Chihuahua, Nogales, Nuevo Laredo, Piedras Negras, Reynosa, Matamoros y Monterrey'.

Durante algunos de estos incidentes, apuntó, los ciudadanos de Estados Unidos han sido atrapados y temporalmente impedidos de salir de la zona.

Puntualizó que 'la situación en el norte de México sigue siendo inestable, la ubicación y el calendario de futuros enfrentamientos armados no se pueden predecir'.

Recalcó que a 'los ciudadanos de Estados Unidos se les insta a extremar el cuidado cuando se viaja en toda la región (fronteriza), especialmente en las zonas mencionadas específicamente'.

Subrayó que 'en los últimos meses, organizaciones de tráfico de drogas han utilizado camiones robados para bloquear las principales autopistas y así evitar a los militares de responder a la actividad criminal, especialmente en los alrededores de Monterrey'.

También en Monterrey, añadió, esos grupos de criminales 'han secuestrado a los huéspedes de los hoteles de renombre en el centro de la ciudad, bloqueando fuera de las calles adyacentes para evitar la respuesta de la ley'.

Los grupos del crimen organizado, enfatizó, también han atacado las instalaciones del gobierno mexicano, como cuarteles militares y de aduanas y un puesto de inmigración.

También reiteró que 'los ciudadanos de Estados Unidos deberían aplazar los viajes no esenciales a Ciudad Juárez y al área sureste de Guadalupe Bravo de Ciudad Juárez, así como que los ciudadanos de los Estados Unidos aplacen el viaje a la cuarta parte noroeste del estado de Chihuahua'.

El documento hace referencia al cierre temporal de la agencia consular en Reynosa, Tamaulipas, en febrero de 2010, debido a los tiroteos entre la Policía y la delincuencia organizada.

Además, agregó, en abril de 2010 una granada fue lanzada en el Consulado General de Estados Unidos en Nuevo Laredo, Tamaulipas, causando graves daños a la representación diplomática.

'El Consulado General en Nuevo Laredo y la Agencia Consular en Piedras Negras, Coahuila, se cerraron por un día como consecuencia de ello', indicó.

Expuso que 'el consulado en Nuevo Laredo prohíbe que los empleados entren en la zona de ocio en Nuevo Laredo conocido como 'Boys Town', debido a la preocupación acerca de la delincuencia violenta en esa zona.

Dijo que 'los viajeros en las carreteras entre Monterrey y Estados Unidos -especialmente a través de Nuevo Laredo y Matamoros- han sido objeto de robo que ha dado lugar a la violencia y también han sido capturados en incidentes de disparos entre delincuentes y la Policía mexicana'.

APR